Fotografía: Cortesía.
Guadalajara, Jalisco.

La obra “Viaje de tres” relata la historia de Don Yayo, quien está desahuciado y decide visitar a un chamán que apareció en televisión y que asegura que puede curar todo tipo de dolencias y enfermedades. Para llegar con el “curandero”, el protagonista tendrá que abordar varios autobuses y recorrer largas brechas acompañado de Irma, su enfermera; y Emilio, su hijo cuarentón: una travesía que pondrá al límite la relación de los tres.

El dramaturgo, Jorge Fábregas habló sobre la creación del texto:

“Esto parte de una vivencia muy profunda y muy importante, una familiar muy querida es desahuciada también por la medicina y en aquel entonces, uno pensaría: yo nunca voy a recurrir a un chamán o a cierto tipo de medicina alternativa. Cuando te presentan que hay una alternativa y ves que tu ser querido que tanto quieres está a punto de morir y que tal vez se pueda salvar con eso, pues hay que recurrir a lo que haya. Entonces, hicimos muchos viajes, buscamos a muchos doctores entre comillas, unos de verdad, otros no tanto, para ver si había una solución para esta persona”.

Fotografía: Cortesía.

Un montaje con tintes de tristeza, alegría, risas y reflexión, afirmó Fábregas:

“Ver que la vida ahí está, finalmente una gran tragedia o gran felicidad que tenemos es que existe la vida y uno hace algo con la vida porque igual no haríamos nada con la vida. Entonces, en ese “hacer” es donde uno puede elegir un camino gozoso, un camino que se disfruta, un camino de reflexión, un camino de no hacer más. Es una reflexión y evidentemente quien observe la obra, quien la contemple, podrá decir: mira, tal vez yo pueda hacer esto con mi vida, no hay soluciones hay más bien preguntas, creo que lanzamos muchas preguntas, eso sí”.

La obra es ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Fernando Sánchez Mayans y la primera vez que se montó fue a través de una lectura de atril, recordó el director, Luis Manuel Aguilar “Mosco”:

“El proceso de montaje de esta obra cruzó por varios momentos cruciales, el primero de ellos, fue que decidimos hacer primero por cuestión de economía, una invitación que también recibió Jorge a un Festival de Joven Dramaturgia en Querétaro, decidimos montarla pero como lectura de atril o digamos una lectura dramatizada del texto y ahí, la verdad es que tuvimos un exitazo, la mayoría de nuestros colegas a nivel nacional que pudieran estar acompañándonos en esa ocasión, al final de la función nos decían: es que ya hay un pasito muy pequeñito para que esto se vuelva una puesta en escena ¿por qué no la hacen?”.

Fotografía: Cortesía.

Y, después de diez años, el viernes 29 de julio se develará la placa por las 100 representaciones de la puesta en escena en el Teatro María Teresa. El sábado 30, al concluir la presentación, el elenco, director y dramaturgo mantendrán una charla con el público; y finalmente, el domingo 31 se llevará a cabo la función de despedida de la obra.

Tanto Jorge como Luis Manuel compartieron que concluir esta etapa los llena de satisfacción, nostalgia y emociones encontradas:

“Me parece que ha sido ejemplar que una obra cualquiera, independientemente del género y del estilo, y también independientemente de la producción, que cumpla cien funciones en un contexto donde el arte en todo el país no es justamente lo más reconocido, nosotros al cumplir 100 funciones, también creemos que hemos cerrado un ciclo importante”.

Fotografía: Cortesía.

Además, “Viaje de tres” fue galardonada con la Dama de la Victoria por Mejor Obra de los Estados 2016 que otorga la Asociación de Críticos y Periodistas de Teatro.

Los boletos se pueden adquirir a través de la página web www.teatromariateresa.com o reservando al WhatsApp 331 244 6870.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here