Fotografía: Mario Lozano.
Guadalajara, Jalisco.

Luego de los despidos que han ocurrido durante los últimos días en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) a raíz de la entrada de la nueva presidenta, Luz del Carmen Godínez González, la ex directora de Quejas, Orientación y Seguimiento, así como ex aspirante a presidir el organismo, Erika Córdova consideró que la ciudadanía es la más afectada.

Para la ex servidora pública, previo al cese de personal en la Comisión debería haber una planeación y un estudio que evite dejar en la indefensión a los ciudadanos frente a la crisis de derechos humanos que vive Jalisco, pues el trabajo se pausa sin la presencia de visitadores y directores.

“Sí, indudablemente (pausa el trabajo en la Comisión) porque no hay todavía los visitadores que se hagan cargo de los casos y sobre todo que le den esa continuidad, los casos no pueden parar, entonces, la ley mandata cinco días a partir de que tú presentas tu queja para que te la admitan y a partir de esos cinco días ya se tienen que estar actuando en la investigación por parte de las visitadurías especiales. Se necesitan que estén los visitadores porque un visitador nuevo también, aparte de que en el momento no los hay, cuando los hay tienen que empaparse de todos los casos”.

En su caso, fue notificada por la Contraloría Interna de su despido desde el pasado 2 de agosto sin ninguna justificación y en media hora le pidieron hacer la entrega recepción. Además de ser directora de Quejas, Erika Córdova tenía a su cargo el Área Especializada en Género.

El lunes pasado, en el organismo se presentó una carta firmada por 33 colectivos solicitando el regreso de la ex directora. Lisy Celis, representante en Jalisco del Frente Nacional contra Violencia Vicaria expresó que contaron con su apoyo para casos de este tipo de violencia y sentían el respaldo del organismo a través de esta ex servidora pública, por lo que lamentan y urgen a que se le recontrate en dicho documento.

“Para nosotros, siempre sabíamos que estaba ahí, que podíamos contar con derechos humanos y hoy la verdad es que sentimos una falta de cobijo terrible, nos sentimos, yo con un terrible miedo de cualquier cosa que pueda pasar, no sabría a quién acudir en esta ocasión”.

Erika Córdova recalcó que la Dirección de Quejas, tiene una área de guardia 24 horas y es la puerta de entrada para las quejas de la ciudadanía, donde se califican para enviarlas a las visitadurías. Ahora se encuentra acéfala.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here