Misa Luz Raquel Padilla
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Con globos morados y playeras del mismo color pertenecientes a la colectiva Yo Cuido México, las compañeras de Luz Raquel Padilla hicieron guardia a su féretro para despedirla durante una misa que se llevó a cabo en la Basílica de Zapopan.

La mujer de 35 años fue asesinada a causa del ataque que recibió el sábado pasado en la colonia Arcos de Zapopan, por parte de un grupo de cuatro personas que la rociaron con alcohol y luego la quemaron viva.

En la misa emotiva de cuerpo presente estuvieron su mamá, su tía y Bruno, su hijo de 11 años, así como quienes conforman esta colectiva dedicada al cuidado de niñas y niños con autismo. La exigencia es de justicia. Habla Mili Cruz, coordinadora en Jalisco de la misma.

“Lo único que pedimos es justicia, confíamos plenamente en que se va a hacer justicia y que se van a preservar los derechos de Bruno, se le va a dar la atención adecuada, y necesaria porque es un niño que necesita mucha atención, muchos cuidados, mucho medicamento, muchas terapias”.

Al concluir la misa y antes de subir el féretro para el sepelio, en el atrio de la Basílica le hicieron un homenaje a esta activista. Entre porras, aplausos y una suelta de palomas blancas, le dieron el último adiós.

Misa Luz Raquel Padilla
Fotografía: Fátima Aguilar

Luz Raquel cuidaba de tiempo completo a su hijo con espectro autista. Desde mayo denunció la violencia por parte de su vecino a causa de la molestia que manifestaba por los ruidos de Bruno cuando tenía crisis.

En ese entonces, interpuso la denuncia porque la atacó con cloro industrial, recibió amenazas de quemarla viva con pintas afuera de su casa, la Fiscalía le otorgó medidas de restricción que se vencieron el 9 de julio pasado y el Ayuntamiento de Zapopan le negó el “pulso de vida”.

Las promesas de apoyo desde el presidente municipal, Juan José Frangie vinieron después de su feminicidio.

“Habló conmigo y me ofreció una pensión vitalicia para Bruno y otra para su abuelita para que se dedicara totalmente al cuidado del niño. / El alcalde se comprometió totalmente y dio todo el apoyo para que se le integrara al Centro de Autismo, se le dieran todas las terapias necesarias, se le diera acompañamiento médico, psicológico y terapéutico”.

Luz también vivió violencia económica por parte de su ex pareja, pues ella y su mamá siempre se hicieron cargo de los gastos de manutención y de medicamentos que requería Bruno. Tenía una demanda contra él para reclamar la pensión alimenticia.

Alegre, participativa y con ganas de aprender siempre, así es como la definen sus compañeras de la colectiva que lucha por capacitarlas y hacer visibles la importancia de las cuidadoras.

Mili Cruz prefirió no hacer declaraciones sobre la investigación que lleva a cabo la Fiscalía Estatal y respecto a la detención de Ismael N, el vecino de Luz, por el ataque con cloro.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here