Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Al celebrarse el 192 aniversario de la creación del Poder Judicial en Jalisco, trabajadores despedidos del Consejo de la Judicatura reinstalaron su plantón de protesta frente a la puerta principal de la sede del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE).

La mayoría de los 90 empleados a quienes no se recontrató hicieron una clausura simbólica del Poder Judicial, al considerar que ya no es un poder autónomo, sino que el magistrado presidente, Daniel Espinoza Licón, “lo entregó” y lo subordinó al gobernador Enrique Alfaro.

Fotografía: Ignacio Pérez Vega

El consejero de la Judicatura, Jesús Becerra Ramírez, explicó que acudió al plantón en solidaridad con los trabajadores despedidos, al afirmar que es injusta su salida, ya que todo se debe a un conflicto político entre el gobierno de Jalisco y la UdeG, ya que se vincula a los despedidos con la casa de estudios.

“Pero justo en este aniversario queremos decir y levantar la voz y decir que no hay qué festejar. Que estamos viviendo un acto de retroceso histórico, un acto de regresión, de atentado a la independencia judicial, porque hoy ustedes y nosotros estamos siendo testigos de un acto donde el hilo rojo de la independencia del Poder Judicial se acabó, se brincó ese hilo rojo  de la división de poderes”, expresó.

Una de las despedidas, Miriam Tello, abogada con estudios de doctorado en derecho, quien se desempeñaba como relatora, explicó que en la más reciente sesión pública del Consejo de la Judicatura, intentó dialogar con el presidente del Poder Judicial, Daniel Espinoza, para revisar los casos de los más de  90 despedidos, pero se negó. 

“Queríamos dar la cara, queríamos mirarlos de frente y que nos dieran una explicación de por qué se nos había despedido. Yo creo que nos la merecemos, porque al ser un acto ilegal, nos merecíamos la explicación. Y más porque era una sesión pública, una sesión donde todas las personas pueden estar presentes y que tenemos derecho en ejercicio democrático a pedir, a cuestionar, a preguntar, para eso es una sesión pública. En cambio a ello fui ignorada, no se me tomó en consideración, recibí violencia de género ese día, de manera reiterada. (El presidente Espinoza) me estuvo ignorando, me puso barrera de mujeres para evitar que yo continuara hablando. Puso uno de sus escoltas en la parte de atrás de mi espalda. Lo que hizo fue un acto altamente violento”, explicó.

Los despedidos de la Judicatura señalaron que seguirán con las protestas e insistirán en ser recibidos por el magistrado presidente del Poder Judicial.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here