Fotografía: María Fernanda Lattuada.
Guadalajara, Jalisco.

El impuesto sexista o impuesto rosa es el sobreprecio aplicado a las mujeres en productos similares a los que los hombres compran, como los rastrillos que tienen una diferencia de costos de hasta 17.2 %, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor, Profeco.

Por ello, Clemente Castañeda, senador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, presentó ante el Senado de la República la iniciativa para reformar la ley Federal de Protección al Consumidor y eliminar dicho sobreprecio.

“Prohibir los sobreprecios o tarifas entre productos con características similares cuando la única diferencia entre ambos radique en estereotipos en función de sexo o género. Es una iniciativa que busca proteger a las consumidoras de lo que nosotros sostenemos es una práctica discriminatoria”, enfatizó el Clemente Castañeda.

El senador reiteró en que esta diferencia de precios en razón de género de los productos o servicios en el mercado, es una expresión más de las desigualdades entre hombres y mujeres, y recordó que además, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2020, las mujeres perciben 30 % menos de ingresos con relación a los hombres.

María Fernanda Lattuada Serment

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here