Fotografía: Mario Lozano.
Guadalajara, Jalisco.

Pese a tener más de 141 quejas por atender sobre violencia contra las mujeres y 135 actas de investigación sobre feminicidios, entre ellas, la de Luz Raquel Padilla, ayer fueron despedidas todas las que integraban el Área Especializada en Género de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ).

Se trata de seis trabajadoras que integraban esta área con la mayor experiencia en temas de género, y se suma al despedido de su titular, Erika Cordova, el 2 de agosto pasado cuando ingresó la nueva presidenta, Luz del Carmen Godínez González.

La única que quedó fue Delia Espinosa Licon, hermana del presidente del Poder Judicial, Daniel Espinosa Licon. La misma se cambió apenas en enero de este año a esa área con la intención de aprender sobre el tema.

Este medio tuvo acceso al informe que dejaron quienes integraban esa área a la presidencia para detallar las quejas y actas de investigación que quedaban pendientes.

Figura la del asesinato de Luz Raquel Padilla, en contra de la Comisaría de Zapopan y la Fiscalía Estatal, la tortura que sufrió una menor de 11 años en un albergue, la detención de las integrantes del Frente Feminista de Jalisco afuera de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) casos de abuso y hostigamiento sexual, así como abuso sexual infantil.

Se detalla que el área fue creada en 2020 y también hacía acompañamiento a víctimas, con diligencias o para que se les brinde acceso y copias de las carpetas de investigación.

Se solicitó respuesta a la Comisión Estatal de Derechos Humanos sobre estos despidos y hasta ahora no hay respuesta. Hace una semana se anunció a la titular de una nueva área denominada Relatoría de los Derechos de las Mujeres, sin dar más detalles.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here