Desalojan a médico del IMSS del cuarto que rentaba, porque el casero temía que lo contagiara de COVID-19
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Édgar Adrián Hormigo Matos es médico residente del Hospital Regional número 14 del IMSS, situado en la colonia Jardines de la Paz. Él llegó en febrero a Guadalajara para realizar su residencia en urgencias, durante tres años.

Sin embargo, el 14 de abril, fue desalojado por su casero, Óscar Pérez, quien lo sacó del cuarto que rentaba en la vivienda ubicada en la avenida Río Nilo 3150, a unas cuadras del Hospital. Le argumentó que ya no lo quería en su casa, por ser trabajador de la salud y por temor a que lo contagiara de COVID-19.

“Sí me dijo claramente que tenía miedo a que iba a morir por mi culpa. Así tal cual esas palabras salieron de su boca. Me dijo ‘es que tú me vas a matar, qué caso tiene que yo me ande cuidando, si tú vas a venir infectado y plagado de eso aquí a la casa’. No se me hace justo. Eso gritándolo, junto con su primo que estaba ahí, gritándolo, diciendo que yo lo iba a matar. Él lo dijo explícitamente que lo iba yo a matar por infectarlo, porque yo iba a estar totalmente contaminado, expresó Édgar Hormigo, médico residente del IMSS.

El doctor Édgar Hormigo pagaba un alquiler de $4 mil 500 y el desalojo se dio el 14 de abril, cuando le faltaba un día para que se venciera la renta que él había pagado hasta el 15 de abril.

Cuando el casero, Óscar Pérez, lo desalojó, el médico del IMSS le pidió tiempo para buscar otro sitio donde hospedarse. Sin embargo, en forma enérgica le pidió que se fuera. Fue cuando tomó sus cosas y se salió del lugar. Incluso, no le quería regresar el depósito de $4 mil 500, pero tras insistir, el propietario le aventó el dinero.

El médico nativo de Acapulco expresó que le pareció un trato no sólo discriminatorio por ser médico, sino inhumano.

“Yo le diría a esas personas que no fueran tan cerradas de mente. Yo soy humano, soy mexicano, tengo derecho a estar en un lugar sin ser agredido, igual que ellos. Entiendo que estos tiempos son difíciles y que nadie los quiere, pero en estos momentos hay que unirnos, al menos en lo que compete al personal de salud, debemos tomar las indicaciones necesarias y no discriminar a las personas. Me gustaría que pensaran a futuro, que posiblemente, ojalá y no les pase a ellos, pueden enfermarse y cuando ellos se enfermen un personal médico, una enfermera, un doctor, un hospital jamás les van a cerrar la puerta como ellos nos están cerrando la puerta a nosotros”, lamentó el médico.

Desde que lo echaron de su habitación, el doctor Édgar Adrián Hormigo se vio obligado a vivir en un cuarto de hotel por el que paga $400 pesos diarios.

En este momento está buscando un cuarto para rentar en un lugar en el que respeten sus derechos y no lo discriminen, para residir los tres años en que durará la especialidad en el IMSS.

El médico indicó que denunciará el acto de discriminación y el atropello ante la Delegación Jalisco del IMSS.

Édgar Hormigo aclaró que el trabaja en el área de urgencias y hasta el momento no le ha tocado atender a ningún paciente sospechoso de COVID-19.

Ignacio Pérez Vega