Fotografía: EFE
Autlán, Jalisco. 

El cambio de actividades escolares, la falta de actividad física, la poca o nula socialización con otros y el aislamiento social en que nos encontramos derivado de la emergencia sanitaria por coronavirus tienen un fuerte impacto psicológico en los niños, que suelen ser más susceptibles.

Los menores pueden presentar cambios en el apetito, en el siclo del sueño, irritabilidad y poca tolerancia al resto de los familiares, explicó la especialista Carmen Aida del Toro Lomelí, psicoterapeuta familiar.

“Algunos de los síntomas que pueden presentar son: cambios en el apetito, mucha o poca hambre, cambios en el ciclo del sueño, insomnio o somnolencia durante el día por la falta de actividad física, ya que no gastan la suficiente energía de su cuerpo y experimentan dificultades para llegar pronto al sueño y así mismo por consecuencia retrasan el despertar temprano, cambios en su estado de humor, irritabilidad y malestar recurrentes, así como poca tolerancia al resto de la familia”.

El exceso de videojuegos y aparatos electrónicos generan mayor ansiedad por la liberación de dopaminas que estas actividades generan. La especialista recomendó emplear juegos de mesa y didácticos que propicien la curiosidad, imaginación y creatividad del menor.

“Recomiendo que en esta cuarentena jueguen mucho con ellos, podrían ser juegos de mesa, dibujos, plastilinas, entretenimientos didácticos, ya que los niños al jugar reducen el nivel de estrés y ansiedad. Contarles cuentos es otra herramienta para estos momentos, eso ayudará a que se sientan acompañados, atendidos, cuidados y queridos, se crea un vínculo muy fuerte con quien se los cuenta y ayudará a que su imaginación se canalice de una mejor manera”.

El aumento de pensamientos negativos, ansiosos, catastróficos, de angustia y preocupación por la salud de sus familiares y de ellos mismos podría agravarse por la creciente psicosis social y la propagación de información a la que tienen acceso principalmente en redes sociales y comentarios sobre la enfermedad en su entorno más próximo.

“Cuidar que los adultos no aborden temas ansiosos para ellos y limitar en gran medida los noticieros o programaciones que aborden el tema del coronavirus, estar informados es importante pero sobrexponerse a la información es igual a saturación, lo que se traduce en ansiedad y paranoia”. 

Para combatir esta situación se recomienda averiguar qué es lo que los infantes saben, conocer sus dudas y a partir de esto explicarles todo lo relativo a la pandemia por el coronavirus de manera sencilla y clara, con un lenguaje apropiado a su edad y sin mentir sobre la situación actual.

Antonio Díaz

Antonio Díaz

Reportero para Señal Informativa Autlán y Canal 44. En radio se ha desempeñado como conductor y programador. Actualmente es Jefe de información y reportero de agenda diaria y cultura.
Antonio Díaz