Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

El fin de semana pasado Carlos “N” junto con su esposa fueron asaltados en la zona de Chapultepec y dos de los participantes fueron detenidos, uno logró escapar. Se recuperaron la bolsa y el teléfono celular de ella, no así el equipo de él.

24 horas más tarde la señal indicaba que estaba en un local de la plaza de la computación de la avenida 16 de Septiembre y la calle de López Cotilla.

Algo similar le pasó a María, a quien le arrebataron su teléfono celular. Su hermano dio a conocer en redes sociales, al igual que Carlos, que el teléfono de ella estaba en dicha plaza.

Casi una semana después, el personal de la Fiscalía del Estado (FE) a través de la Dirección de Robos Varios en conjunto con elementos de la Policía Metropolitana realizó un cateo a un par de locales comerciales de venta y reparación en la Plaza de la Tecnología, donde se aseguraron diversos aparatos electrónicos y accesorios de dudosa procedencia. Además, se cumplimentó un mandato judicial a un sujeto relacionado en estos hechos.

La orden de cateo fue solicitada por el agente del Ministerio Público, quien realizaba diversos actos de investigación en torno a una carpeta de investigación por el delito de robo a persona, por lo que un Juez de Control la concedió y mediante ésta se logró el aseguramiento en uno de los establecimientos de:

  • 32 celulares.
  • 26 cargadores con caja.
  • 10 laptops desarmadas.
  • 7 tabletas.
  • 1 PSP.
  • 4 teclados en caja.
  • 2 pilas de laptop en caja.
  • 1 cable USB en caja.
  • 1 cargador completo de laptop en color negro.
  • 1 visor para celular.
  • 2 cuadros de cargador en caja.
  • 1 computadora de una sola pieza con su base y varios accesorios cuya procedencia legal está en duda.
Fotografía: Cortesía

Además, los agentes ministeriales, así como integrantes de la Policía Metropolitana lograron asegurar en ese sitio tres envoltorios transparentes y un frasco de vidrio que contenían lo que aparentaba ser plantas con las características de la mariguana.

Catearon enseguida un segundo local, donde fueron asegurados 75 equipos celulares de diversas marcas, 4 tabletas, y 2 teléfonos de la marca Redmi, en color azul, también de dudosa procedencia.

Personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses coadyuvó en la fijación y recolección de los indicios, en tanto el inmueble fue asegurado y clausurado por el agente del Ministerio Público.

En el sitio se cumplimentó una orden de aprehensión a Luis Alfredo “R”, de 21 años, quien tendría relación con el robo registrado el pasado 19 de agosto cuando en compañía de otros sujetos lesionaron a la víctima a quien despojaron de sus pertenencias entre estos un celular, una cadena de oro, las llaves de una motocicleta así como dicho automotor.

Fotografía: Cortesía
Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here