Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La Comunidad Indígena San Francisco Ixcatlán, asentada en el poblado de Ixcatán, en la barranca del río Santiago, denunció que los fraccionamientos Valle de los Molinos y Hacienda de Copala, situados en el corredor de la carretera a Colotlán, en el norte de Zapopan, solo simulan el tratamiento de descargas residuales, porque la realidad es que las aguas negras de ambos fraccionamientos van a dar en forma cruda al río Soledad, el cual tributa en el río Santiago.

Las evidencias pudieron captarlas habitantes de la zona, tras las lluvias de los días 15 y 16 de mayo, ya que eso ocasionó una creciente del río La Soledad y a simple vista se puede ver la suciedad del agua. Los pobladores tomaron fotografías tras las lluvias.

El comisariado de Bienes Comunales de Ixcatán responsabiliza al Ayuntamiento de Zapopan, en primera instancia, por no vigilar ni sancionar a ambos fraccionamientos, por verter sus aguas residuales al río. Otro problema es que el basurero de Copalita, ya cerrado desde 1994, no recibe mantenimiento del Ayuntamiento y aún produce lixiviados que van a dar al afluente.

Los comuneros hicieron un llamado a quienes se recrean en el río La Soledad, que se bañan en sus aguas y van a pescar, a que tengan mucho cuidado, ya que pueden enfermar.

También exigen que la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Estatal del Agua, intervengan para que se deje de ensuciar al río la Soledad, así como los ríos Blanco, Los Camachos y Milpillas.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here