Fotografía: Isaura López Villalobos.
Guadalajara, Jalisco.

La asistencia social en Guadalajara se debilita con el cierre de los Centros de Desarrollo Comunitario para dar paso a edificios inmobiliarios.

Usuarios del Centro de Desarrollo Comunitario número 21 del Sistema DIF Guadalajara en la colonia Lomas del Paradero, principalmente adultos mayores, se oponen al cierre. Claudia Ramírez denuncia que unas 500 personas se verían afectadas.

Ella estudió la carrera técnica de Secretariado Ejecutivo, y hoy anuncia que harán todo por evitar el cierre del centro.

“Las que sean necesarias, cerrar vialidades o hacer las que sean, irnos a la Corte Interamericana a defendernos, por qué se quieren meter en nuestra comunidad, nos quedaríamos sin agua, sin luz, no, es muy injusto eso no se vale”.

Por su parte, Luis Hernández platica que este espacio fue destinado para el desarrollo de las personas y no para el sector inmobiliario.

“No es posibles que el Gobierno nos quite una beneficencia para los hombres de la tercera edad, ahora viene más personas adelante, nuestros hijos, nuestros nietos que pueden tener el beneficio ahí. Tenemos derecho que nos escuchen y que no nos cancelen el lugar, es para la comunidad”.

Las y los usuarios reclaman al Gobierno de Guadalajara la postura de cerrar un espacio a donde acuden cerca de 300 personas al día, entre adultos mayores, jóvenes y en su momento iban niñas y niños.

En el Centro de Desarrollo Comunitario se imparten al menos cinco talleres y servicios como psicología, trabajo social y consulta médica, por mencionar algunos.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here