Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

El Sindicato de Trabajadores del DIF (SideDIF) tiene hasta el viernes para entregar las oficinas ubicadas en las instalaciones en el Centro de la Amistad Internacional, si no, tendrán una denuncia penal por despojó. Así lo informó el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro.

Señaló que sostuvo una reunión con los líderes del Sindicato para ofrecerles otro espacio, con el fin de desalojar el sitio que hoy ocupan para convertirlos en salones de clases.

El presidente municipal tapatío afirmó que se encontraron “anomalías” en el Sindicato, además de presuntos desvíos de recursos que fueron pagados con los fondos de los trabajadores, y aseguró que no permitiría nuevas omisiones durante su gestión como alcalde.

Henry Saldaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here