Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco.

Mes y medio ha transcurrido desde la desaparición de José Octavio Avilés en las inmediaciones de la Barranca de Huentitán.

Desde el pasado 28 de marzo, la familia del joven de 24 años perdió contacto con él desde las 8 de la mañana, cuando “Tavo” acudió a realizar actividades físicas.

Pese a que desde los primeros días se han realizado búsquedas exhaustivas, tanto de autoridades como de amigos y familiares, hasta el momento no existen resultados positivos. Por tal motivo, familiares originarios de Sinaloa acudieron a la Glorieta de la Minerva para manifestarse de forma pacífica y solicitar más trabajo de las autoridades.

La mamá de “Tavo”, María Sauceda, señaló no estar de acuerdo con las cifras que recientemente el gobernador Enrique Alfaro mostró con relación a las personas desaparecidas. Se niega.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here