Fotografía: EFE/ José Méndez
Ciudad de México, México.

La mexicana María José Romero obtuvo dos premios en los “DNA Paris Design Awards 2022” por su obra monumental “Flow”, una intervención en una pista de patinaje pública donde convive el arte y el deporte.

“El arte en algún momento se involucra con este deporte y, tanto los skaters como la artista o el arte, tienen un punto donde se encuentran en el mismo lugar de creación”.

Para la artista, su obra en el skatepark del parque Papagayo, en Acapulco, Guerrero, trascendió al muralismo de la vieja escuela mexicana, al pasar de ser un mural en vertical a estar sobre el suelo, en horizontal, y permite impulsar un deporte, ahora considerado olímpico, entre las juventudes y población mexicanas.

“Y no solamente está para que lo veas, sino para que interactúes con él, y una vez que interactúes con él, te vas a dar cuenta de que estás en el mismo nivel de creatividad que la propia obra en la que estás encima”, añadió.

Su obra, en la que se aprecian trazos en azul que simulan un flujo a lo largo y ancho de esta pista de patinaje, es parte de un programa de mejoramiento urbano a cargo de la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedatu).

El parque reabrió sus puertas en febrero pasado y fue remodelado desde 2020, en medio de la pandemia por la COVID-19, por el arquitecto Felipe Leal, quien invitó a la firma Tecnósfera del arquitecto Bruno Jarhani y al patinador Eder Martínez para rediseñar la pista de patinaje.

Romero, quien contó que desde los cinco años supo que su vocación era ser artista visual, recordó que se reunió Jarhani y Martínez en su estudio al sur de la capital mexicana, donde con planos en mano comenzó a realizar sus primeros trazos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here