Vía RecreActiva
Fotografía: Ignacio Pérez Vega - Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Cuatro meses se han cumplido desde que se ordenó el cierre unidades deportivas y la Vía RecreActiva metropolitana, entre otros lugares de esparcimiento, como una medida para disminuir los riesgos de contagio de COVID-19.

Este domingo no fue la excepción pero a diferencia de hace varias semanas en que las calles lucían desoladas, ahora hay más ciclistas, corredores y jóvenes que buscan espacios abiertos para ejercitarse o divertirse.

El parque Revolución también conocido como parque Rojo, que durante la Vía RecreActiva es punto de reunión para pintar, bailar coreografías o disputar juegos de mesa, este domingo sin el tradicional paseo ciclista fue improvisado como una cancha de voleibol, donde varios jóvenes hacían equipos para retarse.

Tendieron una red en los postes que encontraron simétricos y habilitaron el espacio para reñirse algunos partidos, aunque entre los espectadores y en los jugadores no había condiciones de sana distancia.

También se apreciaron jóvenes en patineta y familias paseando con carriolas en las banquetas de lo que un domingo cualquiera suele ser la vía peatonal y ciclista más grande del estado, pero que debido a la pandemia de coronavirus tiene cuatro meses sin organizarse justamente por esa cualidad, la gran cantidad de personas que aglutina a lo largo de la ruta.

Respecto a las actividades recreativas, los únicos espacios con autorización para abrir son los parques abiertos y algunas canchas privadas, sin embargo están obligados a seguir protocolos de seguridad como el uso de cubrebocas, mínima afluencia de personas y sana distancia, lo que se vuelve letra muerta en áreas abiertas sin control de acceso.

Violeta Meléndez