Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco.

El paso del ex secretario de Salud, Antonio Cruces Mada, por esa dependencia estatal estuvo plagado de escándalos, irregularidades y malas decisiones desde el principio.

A partir de su llegada, en la segunda mitad de la administración de Aristóteles Sandoval, Cruces Mada arrastró señalamientos de malos manejos en el Seguro Popular, además de rumores de que benefició a hospitales privados a cambio de dinero.

También fue acusado, incluso cuando estaba en la dependencia, de tener un desorden administrativo grave. Incluso él mismo reconoció que tomó recursos del Programa de Tuberculosis para pagar la nómina ante la falta de recursos.

Durante su gestión se destapó un escándalo en la Maternidad López Mateos, pues además de que funcionaba a menos del 50% se comprobó, por parte de la Fiscalía, el robo de su almacén de medicamentos costosos para recién nacidos.

En su paso por la dependencia, Cruces Mada había reportado el avance de la construcción de un laboratorio en Puerto Vallarta y el gasto ya era millonario. Sin embargo, en una visita que realizó la entonces presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Consuelo Robles, sólo estaban los cimientos.

Por cierto, el Hospital regional de Puerto Vallarta trabajó durante meses bajo protesta y con áreas clausuradas debido a las malas condiciones que presentaba el inmueble.

También sacó de la lista a Jalisco para no participar en el programa piloto de la vacuna contra el dengue, asegurando que “no valdría la pena” debido a que sólo protegía contra unos serotipos y no contra todos.

Y la cereza del pastel fue la construcción del único Hospital Geriátrico del Estado, al lado del Hospital General de Occidente, en donde se incrementó de manera exponencial el costo. Pero no sólo eso, sino que luego de ser inaugurado, nunca ha funcionado como Geriátrico debido a que estuvo mal planeado y diseñado desde el principio.

Y para muestra, un botón: las puertas a las habitaciones son demasiado angostas. Ni siquiera las camillas pasan a través de ellas.

El inmueble ha sido utilizado para todo, menos para pacientes geriátricos. En un momento fue adecuado para dar cabida a bebés prematuros, pacientes con dengue y ahora con la contingencia por COVID-19, para ubicar a los pacientes más graves.

La detención de Cruces Mada se da justo antes del periodo vacacional de Semana Santa, donde amigos y ex compañeros han guardado silencio.

Este medio buscó la opinión del secretario del Sindicato de la Secretaría de Salud, pero no fue localizable y, por supuesto, de la presidenta de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, Ana Degollado. Tampoco ha habido respuesta, pues a pesar de que esta Legislatura lleva menos de seis meses en el cargo, ya se fueron de vacaciones.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here