Fotografía: UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

Pese a los intentos por inhibir el volumen del rugido con causa, el llamado de los universitarios a defender la autonomía y la dignidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG) fue atendido con creces.

“Sí se pudo, 103 mil personas salieron de las escuelas”.

103 mil jaliscienses ataviados en camisas blancas, como muestra del tono pacífico de la protesta, se congregaron en cinco puntos diferentes de la ciudad: la Rectoría General de la UdeG, la Glorieta de la Normal, la Plaza Juárez, el CUCEI con dos frentes, Revolución y Boulevard, y la Fuente Olímpica.

Caminaron por diversas rutas hasta encontrarse en la Plaza de la Liberación. En el trayecto se percibía una mezcla de alergia contagiada por los que, al paso y entre la batucada, coreaban frases de respaldo a la causa universitaria que va más allá de la petición de restituir los 140 millones de pesos que fueron retirados del presupuesto universitario.

Fotografía: UDGTV

La exigencia de la megamarcha subió más el tono cuando todos los universitarios llegaron al punto final de la movilización. En un grito unificado, la comunidad pedía la destitución del gobernador Enrique Alfaro, a quien se calificó de autoritario y se satirizó con una piñata que acompañó la marcha.

“Aquí estamos, aquí estamos una vez más obligados a salir a las calles para que se escuche la voz de la razón de Jalisco. Escúchenlo bien: las universidades siempre hemos sido incómodas para los poderosos, pero somos insoportables para los autoritarios. Somos insoportables para Enrique Alfaro”.

La marcha histórica fue acompañada por observadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y elementos de Protección Civil del Estado. Estos últimos confirmaron la cifra total de manifestantes, que luego fue cuestionada por el Gobierno de Jalisco, que en un comunicado regateó la cifra a menos de la mitad de los reconocidos por los bomberos.

Desde el balcón del Congreso Local, el diputado Quirino Velázquez observaba la protesta junto con otras diputadas de Movimiento Ciudadano para, luego, ante gritos de rechazo de un grupo de jóvenes que los invitaban a bajar y atenderlos, entraron a su oficina para redactar diversos mensajes en redes sociales donde desacreditaron la movilización.

Cada paso y cada grito de los más de 104 mil jaliscienses manifestaba la resistencia que sostendrán ante un Gobierno que ha sido omiso en varias de sus tareas sustantivas, como la garantía de la seguridad, la búsqueda de los desaparecidos, la protección ambiental y la salud pública.

“Hoy es donde esta lucha cambia. Hoy es donde Jalisco necesita equilibrios. Hoy es donde los que no tienen voz necesitan nuestro micrófono. Hoy es donde los invisibles de Jalisco necesitan que la Universidad le ponga los lentes al Gobierno para hacerlos visibles. Hoy es cuando nosotros tenemos que asumir el peso y la responsabilidad del equilibrio político en Jalisco, porque los autoritarios creen que por disentir se les dobla y no, gobernador: nadie te quiere doblar. Si acaso quisiéramos que ya te fueras, pero no te queremos doblar”.

Fotografía: UDGTV
Celia Niño

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here