Cofepris
Fotografía: EFE/José Méndez (Referencial)
Guadalajara, Jalisco.

La falta de medicinas es un fenómeno que se arrastra debido a la pandemia y a la crisis generada, además la demanda también provoca que algunas medicinas se terminen en algunas farmacias, pero no hay un problema de desabasto, sino de faltante temporales, explica el presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México A.C., Antonio Pascual Feria:

“No es un desabasto, cuando se alude a desabasto es una percepción permanente de faltantes, no, son faltantes temporales, y eso obedece a que los principales proveedores de los insumos están en Asia, China, India, Europa y han tenido problemas para la fabricación por la demanda que se ha generado por la pandemia y también otras clasificaciones terapéuticas se han visto afectadas también, pero no es un fenómeno permanente, es decir, tenemos la recurrencia del reabasto”.

Recuerda que hay dos tipos de farmacia, la de autoservicio y la farmacia comunitaria. Señala que el atraso de surtimiento de las medicinas en las grandes farmacias se tardan más, sin embargo en las farmacias comunitarias el abastecimiento es de cada 24 horas por lo que es más sencillo en encontrar las medicinas que se buscan en estos establecimientos. Además, los pacientes tienen otras opciones para que sus médicos tratantes les ofrezcan otras opciones, explica:

“En nuestro país tenemos alternativas y cuando tengan faltantes de algún fármaco, porque le médico tiene la posibilidad de buscar alternativas, tenemos genéricos, el 70 % de nuestro mercado es de genérico, es decir, son medicamentos que tienen mucho tiempo en el mercado y existen ya genéricos y ahí estarán las alternativas”.

En un recorrido hecho por Canal 44 a grandes farmacias se constató que algunas de las medicinas faltantes como el Montelukas y algunos antibioticos están escasos, pero en las farmacias de barrio sí se encontraban.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here