Fotografía: EFE
Guadalajara, Jalisco.

Aunque Jalisco se ha posicionado como el estado líder en la producción agroalimentaria del país: producción de leche y ganado bovino, el panorama para este sector se complica año con año porque cada vez es menos rentable, es decir, los ganaderos invierten más dinero para el sustento de los animales que las ganancias obtenidas.

Por dar un ejemplo: un productor de leche invierte entre 10 a 12 pesos para producir un litro, mientras que las empresas multinacionales les pagan entre 8 a 9 pesos el litro, situación que ha orillado a los ganaderos abandonar el campo, comentó el presidente de la Unión Ganadera de la entidad, Adalberto Velasco Antillon.

“Lamentablemente creemos que quizás entre 10 a 12 mil productores han desaparecido, inclusive ha bajado la cantidad de productores de leche y ganaderos de vaca cría y carne. Teníamos un padrón de 100 mil productores en años pasados, ahora con los estudios del Inegi, los datos de la propia Unión Ganadera y el Gobierno del Estado, si hablamos de 60 mil son muchos, y eso es muy mala señal”.

El último aumento registrado en el precio de la leche fue el 15 de abril de 2022, cuando la empresa paraestatal del gobierno mexicano, Liconsa, comenzó a pagar 10.60 pesos el litro de leche. Sin embargo desde el 2016 los ganaderos del estado han reclamado un precio justo, sin obtener respuesta.

Pero no sólo los productores de leche de la entidad desaparecen del mapa, también aquellos que se dedican a la engorda del ganado bovino, refirió Adalberto Velasco.

“Estamos viendo que ya muchos compañeros que se dedicaban a engordar animales para la proveeduría de este alimento tienen su corrales vacíos, porque se dicen “no voy a comprar animales para engordar porque voy a perder dinero”.

Los pequeños y medianos productores son los que están abandonando el campo para dedicarse a otra actividad más rentable, mientras que los grandes productores aquellos que comercializan a gran escala, compran su ganado, lo que provoca que el mercado quede en manos de pocos.

Los Altos de Jalisco es la zona donde se tiene el mayor registro de ganaderos que han desaparecido, región donde también se concentra la mayor producción de leche y reses de engorda.

La desaparición de los ganaderos genera otros problemas sociales: el desempleo, ya que los productores de leche generan un porcentaje importante de trabajos en la región.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here