Fotografía: Coparmex
Guadalajara, Jalisco.

Grupos del crimen organizado buscan incidir en el proceso electoral de Jalisco a través de actos de violencia, reconoció el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, quien informó que ese tema ya está en manos de la mesa de seguridad, donde se trabaja para garantizar que la jornada del 6 de junio se realice con libertad.

Expuso que él ha recibido “muchísimas amenazas” y que han ofrecido todo el apoyo a los candidatos que han pasado por lo mismo, como Pedro Kumamoto de Futuro, quien aspira a la presidencia municipal de Zapopan y el priísta, Roberto Albarrán, quien busca la alcaldía de Tlaquepaque.

A pesar de ello, el mandatario afirmó que no hay focos rojos en el estado, salvo Jilotlán de los Dolores.

Incluso aseguró que poco a poco regresa la calma a Teocaltiche, donde -insistió- no hubo desplazamiento de familias, sino personas que salieron de sus casas por precaución por las amenazas que recibieron.

El gobernador se mostró sorprendido de las acusaciones de Pedro Kumamoto hacia el partido en el gobierno, al que atribuye las amenazas que ha recibido.

Georgina García Solís