México Hepatitis C
Fotografía: Ulises Rodríguez - EFE
Guadalajara, Jalisco.

Conforme va pasando el tiempo desde la llegada de la pandemia por COVID-19, a cuentagotas se manifiestan las repercusiones que ésta ha tenido en el mundo, entre muchos problemas y carencias, desde la falta de sistemas de salud sólidos, hasta escasez de medicamentos.

Es ahí donde la Asociación Civil Soy Paciente denuncia que los fármacos han sufrido un incremento considerable de hasta 20 % lo que ha provocado que los pacientes tengan un gasto de bolsillo más elevado, y ha empobrecido a las familias, advierte el presidente del Comité Técnico de Soy Paciente, Luis Fernando Hernández Lezama:

“El gasto de bolsillo ha subido hasta representar casi la mitad del gasto que se hace en el país que se hace sobre salud, tenemos más del 45 % del gasto de salud representa gasto de bolsillo. Si nosotros hablamos de una persona que padece de hipertensión, esta persona a lo largo de un año gasta alrededor de 76 mil pesos únicamente en medicamentos, en consultas para poder atender o mantener bajo control su enfermedad, pero si es una persona que padece diabetes muy probablemente gaste cerca del doble 131 mil pesos es lo que se calcula que se está gastando”.

Pero eso no es todo, en el medio rural hasta el 40 % de las personas que asisten a un servicio de salud, acude ya sea a un prestador de servicios privado o a uno de estos consultorios que están al lado de las farmacias, lo que empobrece a la población.

Reitera que el desabasto mundial ha encarecido de manera importante el costo de los medicamentos:

“Hasta el 75 % de lo que gasta en salud lo hace únicamente en consultas y medicamentos que en las condiciones en las que estamos actualmente con este desabasto que no es solamente en México sino es un desabasto mundial producto precisamente de que se tuvieron que dejar de producir, tuvieron que dejar de actuar muchos de los fabricantes de medicamentos en todo el mundo pues esto a ocasionado que muchos de los productos o estén escasos o hayan subido sustancialmente de sus costos y por lo tanto sus precios, se estima se han incrementado hasta un 20 %”.  

Soy Paciente es una asociación civil que busca informar a los pacientes los derechos que tienen al acudir a solicitar atención médica, este proyecto surge luego de reconocer la urgente necesidad de un sistema de salud confiable y eficiente, pero sobre todo centrado en los derechos de los pacientes.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here