etiquetado frontal
Fotografía: EFE/José Pazos
Guadalajara, Jalisco.

Durante el confinamiento por la pandemia, y en medio de la zozobra por los efectos que genera esta crisis sanitaria y económica, la población ha sufrido varias enfermedades o trastornos mentales como la depresión, pero también la ansiedad.

Esto último ha acarreado conductas peligrosas, desde adicciones hasta otros trastornos como los alimenticios. Se calcula que el promedio de aumento de peso entre la población durante la pandemia, debido a la ansiedad, ha sido desde los tres hasta los 10 kilos, siendo los ocho kilos el promedio, sobre todo de la población adulta joven, señala la coordinadora de Nutrición de Bodylogic, Karen Picazo Huerta:

“Sabemos que la anorexia y la bulimia han ido aumentando en el último año y medio que llevamos de pandemia, 61% de la consulta ha aumentado. Se ha dado mucho en este último año y medio”.

Detalla que los trastornos de la conducta alimentaria son enfermedades complejas que afectan principalmente a mujeres adolescentes y jóvenes; éstos se caracterizan por una excesiva preocupación por el peso, la figura y la alimentación, y van acompañados de prácticas inadecuadas para el control de los mismos.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la emergencia sanitaria por la pandemia generó un aumento de casos de ansiedad y depresión en México y otros países miembros del organismo.

En 2020, la prevalencia de los casos de ansiedad tuvo un incremento de 50%, mientras que en 2019 fue de 15 %. En el caso de la depresión, en 2020 hubo un incremento de 27.6%, con respecto al 3% del año 2019.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here