Covid-19 desplaza a trasplantados, descuida vacunación de otros padecimientos y afecta a enfermos de los ojos
Fotografía: IMSS
Guadalajara, Jalisco.

Debido a la pandemia por Covid-19 se han dejado de detectar y atender decenas de enfermedades, entre ellas las que tienen que ver con los ojos.

En el marco del Día Mundial de la Visión, que se conmemora este 14 de octubre, especialistas hacen un llamado a la población a no desestimar los síntomas que pudieran sufrir, por mínimos que parezcan, como ojos irritados o secos, que se sienta comezón o vea borroso al final del día, pues podrían ser varias afeccciones oculares.

El médico miembro de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, Marco Antonio Cantero, explicó que el confinamiento provocó que se relegaran las consultas de seguimiento de sus enfermedades y recordó que hay padecimientos como la diabetes que es silenciosa, crónica y degenerativa si no está controlada. Incluso, esa es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo, explicó:

“Las principales causas de ceguera del mundo son las complicaciones oculares asociadas a diabelletes mellitus, el glaucoma y las cataratas, siendo estas últimas, las cataratas, la principal causa de ceguera curable en el mundo, y en México hay más de tres millones de mexicanos con cataratas. El diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades se ha visto retrasado debido al confinamiento al que nos vimos sometidos los meses anteriores, ocasionado por la pandemia”.

También existen otras afecciones oculares debido al confinamiento que se ha vivido por el coronavirus, pues esto provocó el aumento exponencial del número de horas que la población pasa frente a las pantallas de computadoras y celulares, debido al teletrabajo y a la modalidad de clases en línea, que provocaron síntomas como fatiga visual, visión borrosa, irritación ocular, sequedad ocular, enrojecimiento, mareos y dolor de cabeza, lo que se conoce como el Síndrome Visual Informático.

Según el especialista, alrededor de 10% de las consultas oftalmológicas se deben a esta condición, que puede tener un fuerte impacto en la productividad, la economía y la calidad de vida de quien la padece, debido al estrés y a la incomodidad que genera diariamente.

Diversos estudios señalan que este conjunto de síntomas afecta a cerca de 90% de las personas que trabajan o estudian más de tres horas seguidas al día.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here