Fotografía: Caabsa Eagle facebook.
Guadalajara, Jalisco.

Ya arrancó la auditoría que realiza el equipo de auditores de la Contraloría Ciudadana de Guadalajara a la empresa concesionaria de aseo público, Caabsa Eagle, informó la titular del organismo fiscalizador, Cynthia Cantero Pacheco.

Se trata de una revisión al contrato vigente que tiene el Ayuntamiento de Guadalajara con Caabsa Eagle, a petición de los regidores de Morena, entre ellos Candelaria Ochoa Ávalos, quien desde octubre pasado -apenas asumió el cargo- solicitó la realización de una indagatoria para conocer en qué puntos concretos, Caabsa Eagle, ha incumplido con el contrato de concesión, ante las quejas expresadas por ciudadanos sobre fallas en la recolección de la basura y por la disposición final de los residuos.

“De parte de la Contraloría se arrancó ya con una auditoría al cumplimiento del contrato, pero esto acaba de ocurrir hace una semana. Iniciaremos con ese proceso de auditoría. No es investigación, es una auditoría. Se va a revisar todo lo que quedó establecido en el contrato, que avance ha tenido. La auditoría se hace con las áreas responsables del Ayuntamiento para ver el cumplimiento del contrato”, explicó.

Cynthia Cantero explicó que al asumir ella el cargo en enero de este año, no recibió la petición de los ediles de Morena, razón por la cual la auditoría apenas empieza, pese a que se solicitó investigar el tema desde hace ocho meses.

La contralora municipal no quiso expresar un tiempo concreto para concluir la auditoría a Caabsa Eagle.

“No, no tengo una temporalidad. Las auditorías generalmente van con base en los informes que se presentan, las preguntas que se están generando por parte de la Contraloría Ciudadana, entonces, no hay una temporalidad. Al parecer, el año pasado, cuando yo no estaba a cargo, hubo la presentación de una denuncia ante la Contraloría Ciudadana de Guadalajara. Sin embargo, en la entrega-recepción no fue relacionada, estaba de alguna manera archivada. No me tocó a mí recibirla”, precisó.

Por eso, hasta esta fecha y con base en la denuncia que existió, la Contraloría de Guadalajara “la recuperó” y decidió aplicar la auditoría a la concesionaria.

La revisión incluirá todos los documentos para verificar todas las cláusulas del contrato y escudriñar sobre si se han registrado fallas y si se aplicaron sanciones en caso de incumplimientos o atrasos. Los auditores tendrán que pedir información a la Dirección de Aseo Público del Ayuntamiento de Guadalajara, ya que esa instancia es la que debe supervisar el contrato de concesión.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here