Consulta popular
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El Instituto Nacional Electoral (INE) de México validó este miércoles los resultados definitivos de la consulta popular sobre enjuiciar a los expresidentes del país por corrupción y otros delitos que se celebró el pasado 1 de agosto y que tuvo una participación de solo el 7.11 %.

En un comunicado, la autoridad electoral informó que, de los 6,6 millones de votos emitidos, el ‘Sí’ arrasó con el 97,72 % de los sufragios (6,5 millones de personas) y el ‘No’ únicamente obtuvo el 1,54 % (102.945 personas), mientras que el resto fueron blancos o nulos.

La consulta popular, la primera celebrada a nivel nacional en México, fue convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y en un inicio proponía enjuiciar a los expresidentes Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Pero la Suprema Corte modificó la pregunta para preservar su presunción de inocencia y dejó un enunciado muy abierto que planteaba a los mexicanos si querían “emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados”.

Aunque López Obrador promovió la consulta, no fue a votar el día del ejercicio, culpó a las autoridades electorales de la baja participación y dejó sin efectos los resultados porque se requería un 40 % de participación para que fuera vinculante.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, defendió este miércoles que, pese a la baja participación, “los más de 6,6 millones de personas que emitieron su opinión representan el mayor número de ciudadanas y ciudadanos que han opinado en una consulta popular” en la historia de México.

Los consejeros del INE calificaron la consulta como un “ejercicio exitoso”, aunque recordaron que el Congreso les negó en su momento un aumento del presupuesto para poder abrir más mesas de votación.

Esta consulta sirve de precedente para el referendo que López Obrador quiere que se celebre el próximo año para que los mexicanos decidan si ratifican o derogan su mandato.

Para su convocatoria, asociaciones ciudadanas deben recabar 2.8 millones de firmas.

López Obrador ha prometido que si los ciudadanos votan a favor de revocar su mandato, dejará el cargo, independientemente de que se alcance el 40 % mínimo de participación para que la consulta sea vinculante.

La coalición opositora “Va por México” presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley del referéndum de revocación de mandato al considerar que el mandatario, que tiene una aprobación ciudadana del 60 %, busca promocionarse con este ejercicio.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here