Guadalajara, Jalisco.

Como una práctica dilatoria para evadir las diversas resoluciones municipales y judiciales que ordenan suspender la obra, la constructora de un edificio de departamentos en la calle Mar Tirreno 62, en la colonia Country Club de Guadalajara, simuló el estallamiento de una huelga por parte de sus trabajadores, con la cual, una vez terminada, consiguió reanudar sus trabajos constructivos.

Así lo denunciaron vecinos del Parlamento de Colonias y su abogado Alejandro Cárdenas Enriques, quienes recordaron que a pesar de que el proyecto viola los planes parciales y además incumple con dos suspensiones de tribunales estatales y tres federales, sigue avanzando gracias a prácticas legales que el litigante consideró fraudulentas.

“Fingen ellos una huelga y la junta se presta y ordena la reinstalación de trabajadores y dicen que la suspensión no se debe a que un tribunal ordenó la paralización de la obra sino que la paralización de la obra se debe a una huelga”.

“Tenían si acaso en la planilla o en la lista de trabajadores unas 40, 50 personas, y al momento que la Junta ordena la reinstalación, ordena la reinstalación de 120 personas, no nada más trabajadores emergentes, aparte te aviento más personas para que puedan estar rotando personal”.

Por su parte el vecino Sergio Peralta, del Parlamento de Colonias, denunció que la excavación de dicha torre de departamentos ya impactó cuerpos de agua subterránea que abundan en la zona y que se dirigen a través del subsuelo al bosque Colomos, donde afloran algunos manantiales, lo cual implica una afectación no solo a la colonia sino a quienes dependen de la subcuenca de Atemajac.

“El problema está en que los sótanos del edificio encontraron agua y el problema está en que se envía al drenaje y hay varios edificios con ese problema que están fuera del uso de suelo y nos entregan algo que no nos deben de dar y estamos molestos por la densidad que están manejando ahí en la colonia, van a provocar la famosa gentrificación”.

El abogado y los vecinos señalaron que las irregularidades de esta torre ya fueron presentadas ante el Ayuntamiento de Guadalajara, que tiene vigente una clausura en el predio, y esperan que en el transcurso de esta semana los inspectores hagan cumplir dicha medida y paren los trabajos.

Violeta Meléndez