Fotografía: EFE/Elvis González.
Santiago de Chile, Chile.

Se necesitaron 9 votaciones y más de 18 horas de deliberación para que la Convención Constitucional de Chile eligiera a María Elisa Quinteros, doctora en Salud Pública, como su nueva Presidenta para los últimos seis meses de funcionamiento del organismo.

La representante de la Región del Maule, ubicada en la zona centro sur del territorio, es parte de los Movimientos Sociales Constituyentes (MSC), no tiene militancia en partidos y esta tarde se transformó en la segunda mujer que dirigirá el organismo encargado de redactar una nueva carta fundamental para el país, que sustituirá a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Les agradezco de todo corazón. Esperamos dirigir este proceso con sabiduría, entendimiento y fortaleza, donde podamos unirnos todos los sectores en pro de lo que necesitamos para el país y para todos sus pueblos, que es unidad, transformación, paz y justicia”, fueron las primeras palabras de Quinteros al pleno, ya como su presidenta electa.

Mujeres a la cabeza

El movimiento feminista no solo estuvo en la primera línea de la ola de protestas que sacudió al país a fines de 2019, sino que también se ha expresado en la Convención Constitucional relevando la necesidad de que los espacios de conducción sean ocupados por mujeres, históricamente excluidas de cargos de poder.

La académica mapuche Elisa Loncón formó parte de esa potencia feminista, sumada además su procedencia desde los pueblos originarios, dando una señal contundente para marcar el inicio de un nuevo ciclo político para el país suramericano.

“Cabe destacar la importancia de que se trata de una mujer. María Elisa Quinteros cumple una serie de requisitos, no viene de los partidos, sino que de los movimientos sociales, tiene una historia académica, vinculada a los territorios y a la defensa del medioambiente”, señaló Verónica Figueroa, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.