Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco.

Luego de la baja de 49 trabajadores del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco, los agraviados y el magistrado José de Jesús Becerra acudieron a las instalaciones del Consejo para mostrar a la ciudadanía cómo la falta de este personal afecta la comisión de administración, carrera judicial y del comité de adquisiciones, y aunque en un principio de pensaba que se les negaría el acceso a lo que era su área de trabajo, el ingreso fue permitido sin contratiempos.

José de Jesús Becerra acusó al consejo de querer imponerle personal sin considerar a su gente de confianza, señala que ser una voz crítica

ha repercutido en el trabajo de 49 familias que hoy pagan por los conflictos con el ejecutivo

al cual acusa de las decisiones que se están tomando en el Consejo de la Judicatura.

“Está el Ejecutivo del Estado, porque coincidentemente hay rencillas en otros ámbitos que no nos conciernen a nosotros y ya sabemos que si hay problemas el siguiente pleno vamos a tener represalias. Eso es un signo constante, no de este último mes del último año, hay una rencilla política externa y eso es muy grave.

Además, agregó que:

“No puede, ni el presidente, ni nosotros subirnos al ring de arena política que nada tiene que ver con los compañeros pregúntele a ellos” señaló José de Jesús Becerra, Consejero ciudadano del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco.

El magistrado explicó que hasta el momento

existen ocho amparos, incluyéndose para apelar la decisión de la baja de los trabajadores

Y pidió al presidente Espinosa Licón a asumir su independencia y autonomía del poder Judicial y que no se sujete a otros intereses políticos, calificó el acto que hoy los involucra como un hecho discriminación, porque solo a estos 49 trabajadores no se les renovó el contrato cuando con el demás personal no tuvo ningún inconveniente.

Pablo Toledo