Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Canal44 informó desde la semana pasada que ahí se registró un brote de COVID-19 desde Navidad. Este asilo se ubica en la calle Zoquipan justo enfrente del Hospital General de Occidente y del Hospital Geriátrico que nunca a funcionado como tal pero que ante la pandemia fue acondicionado para tratar a pacientes con COVID-19.

Se trata de 9 hombres, dos mujeres y una religiosa que los atendía quienes murieron, la visitadora adjunta coordinadora de la área de Salud de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Jazmín de la Torre Méndez, detalló que este asilo había sido visitado por la Comisión desde abril pasado y se le advirtió que debía contar con protocolos para atender a quienes enfermaran:

“Ese asilo fue uno de los que acudimos a supervisar entonces se dictaron medidas cautelares a la religiosa encargada del asilo a efecto de que instalara un cuarto de aislados, un área de aislados para que en caso de algún brote que se evitara precisamente lo que sucedió ahorita no, más contagios y que se propagara esta situación”.

La Comisión dictó medidas cautelares dirigidas al DIF Jalisco, al Sistema de Asistencia Social y a la Comisión de Protección Contra Riesgos Sanitarios de Jalisco, pero sólo el DIF aceptó las medidas cautelares. Ellos se comprometieron a realizar una investigación para ver de que manera poder ayudar y garantizar los derechos de los ancianos que ahí viven.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here