Imagen: Transmisión por redes sociales
Guadalajara, Jalisco.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación analizaron el impacto que ha tenido la pandemia de COVID-19 en el ejercicio de los derechos humanos en México.

El ministro, Luis María Aguilar Morales aclaró que no ve una afectación grave a los derechos humanos ni al ejercicio de los derechos fundamentales por las medidas de confinamiento.

El ministro, José Fernando Franco coincidió en que México no ha llegado al extremo de imponer prohibiciones severas generalizadas, como ha ocurrido en otras naciones.

“Cada país ha tratado de enfrentar esto y en algunos casos -nosotros no hemos llegado a ese extremo, esto hay que decirlo claramente-, pero en varios lados se han tomado medidas muy fuertes que sí limitan algunos de los derechos humanos que tenemos como el libre tránsito, el estar resguardado obligatoriamente sin poder salir, sino para ciertas cuestiones, etcétera”.

La ministra, Yazmín Esquivel no compartió su visión. Consideró que incluso se han vulnerado los derechos a la educación y al trabajo en México, lo que ha desencadenado la violencia familiar.

Los tres ministros aclararon que las medidas se han tomado en apego a la Constitución, la cual le da facultades al Consejo General de Salubridad y a la Secretaría de Salud a actuar en una emergencia sanitaria inclusive sin la intervención del Congreso ni del titular del Poder Ejecutivo.

Georgina García Solís