Bibi Nassar
Fotografía: HOTBOOK
Guadalajara, Jalisco. 

En los últimos tres meses, quienes han tenido que quedarse en casa durante el confinamiento han expresado en redes sociales la comodidad de trabajar vestidos en pijama, o pasar días enteros usando sandalias en lugar de zapatos. Para Bibi Nassar, quien es consultora de imagen, esta puede ser la oportunidad para replantearse cuál es la imagen que cada quien quiere mostrar de sí mismo.

“Lo primero que les digo mucho es que yo sé que al estar en casa nos da flojera vestirnos, no te vas a vestir como te vistes a lo mejor todos los días, pero sí les digo que no se dejen atrás, no se olviden de darse una pequeña arregladita, sobre todo para sentirte bien y más en estos días, y que aprovechemos este encierro para voltear a ver mi clóset y decir, a ver, mi clóset representa lo que soy, o por qué por ejemplo, no me estoy vistiendo o no me estoy poniendo blusas que normalmente tengo en el clóset”.

El parcial desconfinamiento o la llegada de proyectos nuevos, es el momento ideal para replantearse la imagen que se quiere proyectar, asegura Bibbi Nassar. Tomar esta pausa como la oportunidad de verse a través del espejo.

“Tanto para la gente que probablemente o lamentablemente perdió el trabajo y va a buscar nuevas oportunidades, como para la gente que va a salir y va a decir, ok, ahora después de esta oportunidad de vida para todos voy por algo nuevo. Entonces, mi primer consejo es decirles: qué percepción quieres que los demás capten ante ti, ya sea para buscar un trabajo o ya sea para regresar a tu vida normal y ya que tengas esa palabra, voltear a ver todo tu clóset y decidir si todo eso comunica la percepción que tú quieres que tu imagen proyecte”.

La ropa habla y la ropa comunica. La imagen que cada quien quiere mostrar no debe traducirse como la necesidad de invertir cantidades astronómicas, ni tampoco que nos convirtamos en quienes no somos en busca de una supuesta perfección, sino de saber en qué hacer pequeñas inversiones y conocer qué prendas, colores o accesorios económicos nos pueden funcionar.

“Si tú quieres invertir en prendas yo solamente recomiendo que inviertas en las prendas básicas del guardarropa, no en las temporales, porque qué va a pasar, vas a invertir en una chamarra, o en una bumper que está de moda un tiempo y cuando pase qué vas a hacer, se va a quedar en tu clóset. Entonces, ese es el primer error. La inversión deben ser prendas básicas de guardarropa que son prendas que vas a utilizar todo el tiempo”.

Cada persona determina su concepto de perfección, es así que Bibi Nassar lanzó su libro “Guía para la Imagen Imperfecta”, de la editorial Sélector, donde los usuarios encontrarán estrategias para verse y sentirse seguros consigo mismos, dependiendo de su complexión, colorimetría y estilo. El libro se encuentra disponible en forma física y virtual en librerías y plataformas virtuales.

Alicia Preza