Guadalajara, Jalisco.

Tras 120 horas de clases (80 de actividades prácticas y 40 teóricas), egresó la primera generación de mujeres conductoras, quienes cursaron un diplomado que impartió la Universidad Tecnológica de Jalisco (UTJ) en coordinación con las secretarías de Transporte y de Igualdad Sustantiva.

Son 33 operadoras, con un promedio de edad de 38 años, quienes ahora podrán trabajar en el Tren Ligero, en el sistema Ruta-Empresa o en el nuevo servicio de Peribús que arrancará en diciembre próximo.

La titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, Paola Lazo Corvera, explicó que, en las 40 horas de teoría, las mujeres conductoras abordaron temas sobre género y la capacitación para prevenir, detectar y erradicar los ciclos de la violencia sexual y comunitaria.

“Nos parece de verdad súper valioso el que quisieran animarse a tomar este curso para poder ser conductoras, pero también para ver cómo pueden ayudar a otras mujeres a construir esa imagen de que todas las mujeres puedan entrar a estos roles y a estas profesiones que tradicionalmente no estaban ocupadas por mujeres. Quiero decirles que a nosotros nos da mucho orgullo pensar cuando las niñas y las jovencitas las vean a ustedes manejando el transporte público van a decir: ‘ay, yo también puedo ser conductora’, sí”, expresó.

La convocatoria para cursar el diplomado se abrió a mediados de julio, con el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Implicó seis semanas de instrucción, en donde las alumnas no sólo se centraron en la habilidad de conducción, sino también en tener una actitud de servicio y de buen trato a los usuarios, explicó el secretario de Transporte, Diego Monraz Villaseñor.

“Pero, sobre todo, gracias a cada una de ustedes, de las alumnas que estuvieron cursando el diplomado, que se anotaron y que hoy están en esta graduación, ya capacitadas y próximamente expertas conductoras del transporte público de nuestro Estado”, subrayó.

Una de las 33 mujeres que concluyó el diplomado es Sandra Macías Duque, de 51 años de edad, quien se decidió a ingresar al sector del transporte cuando su negocio de fotocopias tuvo que cerrar tras 17 años de actividades.

A ella le gusta conducir desde años atrás e incluso tuvo una experiencia de manejo de una camioneta de tres toneladas. Ahora tiene empleo, junto con la mayoría de sus compañeras, pues se sumará al arranque del sistema de transporte masivo Peribús, en el Periférico.

“Sí, ya tengo empleo. Afortunadamente. No pude entrar a Siteur, pero estamos ya en el Peribús que va a circular por el Periférico. Ahí nos dieron la oportunidad de ingresar. Creo que es en diciembre cuando ya esté en marcha, pero mientras nos van a dar oportunidad de conducir en la ruta 380”, explicó.

Sandra tiene dos hijas y varios nietos, y ahora recibió su diploma, su licencia de conductora de transporte público y su gafete de identificación con código QR son sus datos, un requisito obligatorio para todos los operadores.

María Guadalupe López Alejandre habló a nombre de las graduadas y expresó su confianza de que las 33 mujeres conductoras se convertirán en factor de cambio para mejorar el transporte público en la ciudad.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here