“Temaca”
Fotografía: Julio Ríos / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Prometen analizar, pero aún no es un visto bueno a la Presa El Zapotillo. Aunque afirman que sí analizarán la propuesta que les expuso la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para aprovechar el megaproyecto con una cortina de 80 metros, pero el líquido a un nivel de 50 metros, los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo se mantienen firmes en su postura: que no se inunden los pueblos.

Así lo dejaron en claro durante la reunión informativa sobre el proyecto de la Presa El Zapotillo, que se realizó este sábado en la plaza principal del poblado de Temacapulín. Habla Christian Gómez, representante de Palmarejo.

“Canalizaremos la propuesta y nuestra postura sigue siendo la misma de hace más de 10 años: no vamos a permitir que inunden nuestros pueblos. Una vez analizada esta propuesta, finalmente la población afectada somos los que tomaremos la decisión: aprobamos o no aprobamos el proyecto”.

Lo secundó Gabriel Espinoza, vocero de Salvemos Temaca. “No a la Presa El Zapotillo y no a su propuesta original; no a su propuesta que se ha dado durante muchos años, donde los perjudicados no sólo somos nosotros, los pueblos con amenaza de inundación, sino los pueblos con amenaza de que se queden secos y la amenaza de las afectaciones al medio ambiente.

El pasado 14 de agosto, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a los ciudadanos de esos tres poblados que escucharan una nueva propuesta que les pondría sobre la mesa la Conagua. Ésta, afirmó, no contempla la inundación de ninguno de los tres poblados.

El director general de esa dependencia, Germán Martínez Santoyo, les explicó que su nuevo proyecto contempla usar compuertas automáticas para tirar el líquido en tiempos de lluvia. Esto permitiría un aprovechamiento de 90 millones de metros cúbicos para Guadalajara.

“Repito: sin inundar a ninguna población, podemos aprovechar 90 millones de metros cúbicos y podríamos dar como servicio para agua potable 3 metros cúbicos por segundo. Si lo consideramos en nivel de lluvias, vamos a proteger a la población de que siempre estemos muy abajo de la población de Palmarejo”.

Además, el sistema contará con alertas por celular para que la gente pueda evacuar en caso de emergencia.

Isaura Espinoza, de 84 años y pobladora de “Temaca”, dijo que la preocupación de los habitantes es la seguridad de las comunidades.

“Se murieron muchas personas por la pena y los que vivimos es porque nos la aguantamos, pero sí sufrimos. Jóvenes y viejitos. Gracias a Dios voy a vivir 140 años. Mi preocupación es que no se inunde a las comunidades. Yo de ingenieros y esas cosas no sé, porque terminé nomás hasta sexto. Que se salve Acasico; que, si crece el río, Acasico no se inunde. El león no es como lo pintan, el Río Verde no se cree que tiene tanta agua”.

“El Río, en 100 años, yo tengo 84 años, y en 100, sólo se ha llenado cuatro veces. Y eso porque se revienta una Presa”.

La propuesta no convenció del todo a algunos pobladores, ya que las tierras de cultivo no se salvarían, además de que temen que próximos gobiernos incumplan la promesa y usen la presa al máximo de su capacidad. También propusieron que se les permita a los pobladores ingresar a la obra acompañados por técnicos y profesionistas de su confianza.

Germán Martínez Santoyo les dijo que esta reunión solo fue informativa, no para tomar decisiones definitivas, y que el Presidente López Obrador regresará el próximo mes para conocer la respuesta de los habitantes.

Julio Ríos