Pocos turistas esperan en el mercado San Juan de Dios
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Luego de que un grupo de comerciantes ambulantes del centro tapatío y del mercado San Juan de Dios se manifestó afuera de la Presidencia de Guadalajara, el alcalde Pablo Lemus dijo qué ha ofertado opciones de reubicación para los afectados, pero que por ningún motivo se cederá ante “chantajes políticos” y de venta de mercancía ilegal.

Lemus citó el caso de una comerciante que invade rampas para personas en silla de ruedas con su puesto, y que, pese a que se le dio la opción de reubicarse, ésta se niega a moverse de su lugar.

Pablo Lemus afirma que no se opone a que las personas trabajen, pero sí a que afecten a los ciudadanos o los espacios públicos.

Con el objetivo de apoyar a estos sectores, el alcalde tapatío anunció que en próximos días sostendrá una reunión con integrantes de la Cámara de Comercio, el Patronato del Centro Histórico y la fundación Antonio Alcalde para seguir revisando el tema del comercio informal.

Pablo Toledo