águila de Ramón Corona
Fotografía: Ayuntamiento de Guadalajara
Guadalajara, Jalisco. 

En 2018 una de las cuatro águilas que custodia el monumento dedicado a Ramón Corona, que se encuentra en los cruces de la Calzada Independencia y avenida La Paz en Guadalajara, fue robada y recuperada al tercer día, por lo que pasó por un proceso de restauración que culminó con su nueva colocación.

El costo total de la restauración fue de 178 mil pesos, incluida la limpieza y mantenimiento de las otras tres águilas del monumento. El restaurador fue Víctor Manuel Andrade Santibañez, quien tuvo que efectuar trabajos limpieza y descontaminación por medio de una técnica de temperatura (calcinación con fuego de la corteza que genera el bronce), raspado, fabricación y soldadura de piezas faltantes, entre otros detalles de esmaltado y protección para la intemperie.

El director de Proyectos del Espacio Público del Ayuntamiento de Guadalajara, Carlos Hernández, detalló que se trata de una pieza histórica por su antigüedad y pertenencia social.

“Este monumento en el que nos encontramos ahora es de los más antiguos de la ciudad, de hecho este estaba originalmente en el jardín San Francisco y data de 1896, es una obra del escultor Ignacio Pérez y seis años más tarde, en 1902, se instaló en este punto de Calzada Independencia y La Paz y creo que es de suma importancia para los y las tapatías tener este tipo de monumentos de referencias históricas que nos generan identidad”.

La reinstalación del águila de Ramón Corona se incluyó como parte del programa de recuperación de piezas escultóricas, en su mayoría removidas por los trabajos de construcción de la Línea 3 del tren ligero.

Alicia Preza