Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La mejor forma de defender una zona natural es plantando árboles. Eso es lo que hicieron habitantes de Huentitán quienes desde temprana hora se dieron cita para reforestar parte de las 13.6 hectáreas, donde existe el proyecto de edificar torres de departamentos, primero por parte de la empresa española Mecano, que luego lo transfirió a la empresa hotelera Salamanca, la cual recién lo vendió a otra empresa “Hoteles Riviera Deluxe”.

El predio del parque natural Huentitán, localizado en la confluencia de las avenidas Periférico y calzada Independencia, fue bautizado por los activistas como “Parque Resistencia Huentitán”.

Los vecinos que quieren preservar el lugar como un parque, no estuvieron solos. Llegaron en su respaldo activistas del colectivo de defensa de parques públicos y jóvenes de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), quienes reclamaron al Ayuntamiento de Guadalajara la pasividad para “recuperar” el predio, ante los incumplimientos de los particulares, que después de 13 años no han hecho ninguna de las 16 contraprestaciones, entre ellas edificar una escuela y una sede de la Cruz Roja.

Arturo Mendoza Montaño, representante del colectivo Únete Huentitán, dijo que si la autoridad no actúa, lo harán los ciudadanos.

“Aquí son 13.6 hectáreas las que están despojando al pueblo de Jalisco. Digo que están despojando, porque los terrenos los cedieron a una empresa española llamada Mecano, en el 2008. En el 2016 estos empresarios cedieron los derechos a otra empresa denominada hotelera Salamanca, sin haber pagado ni un solo centavo, ni ninguna de las prestaciones a las que se comprometieron. En el 2016, Alfaro renovó el acuerdo, en lugar de recuperar esos terrenos e implantó un nuevo Fideicomiso”, explicó.

Este martes los vecinos, activistas y estudiantes, van a definir y presentarán una estrategia legal para “rescatar” el terreno de 13.6 hectáreas y quitárselo a los particulares, a quienes el Ayuntamiento de Guadalajara debió sancionarlos por sus repetidos incumplimientos, advirtió el presidente de la FEU, Javier Armenta Araiza.

“Estamos aquí molestos, porque como lo explicó el abogado general de la FEU, empresas que nunca tuvieron dinero ni la intención de pagar la prestación que tenían que pagar en esos convenios transas. Al Ayuntamiento para tomar parte en este predio y que iban a a hacer obras en especie, como pago para nosotros los ciudadanos, nunca existieron, nunca tuvieron dinero y nunca tuvieron la voluntad y voluntad fue lo que le faltó para recuperar predios, en nombre de todos y cada uno de los ciudadanos de esta ciudad”, expresó.

La meta del colectivo Únete Huentitán es sembrar 500 árboles y esta semana acudirán todos los días para regarlos y para expresar el reclamo al Ayuntamiento de Guadalajara por “regalar” el patrimonio municipal.

Ignacio Pérez Vega