Fotografía: Facebook Madre Yo Sí Te Creo.
Guadalajara, Jalisco.

La violencia vicaria significa seguir dañando a las madres a través de los hijos. Una vez que termina la relación de pareja los padres deciden llevarse a los niños.

Es parte de un círculo de violencia que inicia en una relación de pareja abusiva, continúa mientras ambas personas están juntas y culmina con el maltrato a los hijos para seguir dañando a la madre una vez que ella pone distancia en la relación.

Este fin de semana integrantes de las colectivas Madre Yo Sí te Creo y Frente Nacional contra Violencia Vicaria, acudieron al DIF Guadalajara en Parque Hundido para acompañar a una madre que por fin pudo reunirse con su hija tras dos años de no poder verla, pero hay quienes no lo han logrado.

Una de las víctimas de violencia narró su historia:

“Bueno, yo afortunadamente todavía tengo a mi hija, porque llegué precisamente a las colectivas muy a tiempo, yo viví una relación muy abusiva”.

 

Agregó que:

“Con toda clase de violencias durante cinco años y al terminar yo esa relación, pues comenzaron los problemas para mi hija, porque yo ya no podía estarla supervisando y finalmente he llevado una vida judicializada por los últimos dos años”.

Sobre esta situación comenta que:

“Las que no tenemos libertad para decidir qué queremos hacer, a dónde ir, movernos quizá dentro del país, poder salir, incluso a la playa, cualquier cosa, no la podemos hacer porque estamos sometidas a los tiempos de un juzgado”.

Otra madre compartió que evitaba hablar de lo que le pasaba, cuenta que al estar casada vivía un infierno por las noches. Su ex esposo la amenazaba de muerte continuamente, sufría violencia económica, humillaciones.

Un día, el padre de su hijo le dijo: “ahorita venimos” y jamás regreso, ya van dos años sin poder reunirse con el chico, pero lo han encubierto porque se “pierden” los expedientes completos.

“El DIF, lejos de realmente abogar por una convivencia con los padres o las madres en este caso, no, para nada”.

Comentó que: “El DIF se limita solamente a hacer un espacio físico en el cual hay personal indolente el cual se burla de nosotras las madres como es el caso particular que llega mi hijo, no me avisan después de 30, 40 veces que he estado esperándolo en el DIF cumpliendo pleno día 24, pleno 31 de diciembre con regalos esperanzada a que mi hijo llegara, jamás me lo llevan, pero aparte el DIF cuando ya me lo llevaron no me avisó que el niño estaba ahí”.

Ella te advierte que si te amenazan de muerte o tu pareja te golpea, tu vida está en peligro y tus hijos también están en riesgo.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here