Fotografía: Bill INGALLS / NASA / AFP.
Miami, Estados Unidos.

Un cohete Falcon 9 de la firma privada SpaceX despegó desde Cabo Cañaveral, en Florida (EEUU), con más de un centenar de pequeños satélites a bordo, entre los que figuran seis de la firma española Fossa Systems y el satélite miniatura argentino “General San Martín”.

La misión Transporter-3 partió a las 10:26, hora local, desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral y, como estaba previsto, unos ocho minutos después volvía a una plataforma en tierra el propulsor del cohete Falcon 9 para su posterior reutilización.

Esta parte del Falcon 9 había participado antes, entre otras, de la misión Transporter-1 y la de hoy fue la décima vez que fue recuperada; y en general fue la recuperación número 102 de un cohete de clase orbital que hizo SpaceX, firma fundada por Elon Musk.

A diferencia de otras veces en las que la primera etapa del Falcon 9 regresa a una plataforma colocada sobre el Océano Atlántico la de hoy se hizo en tierra, por lo que algunos medios locales en Cabo Cañaveral alertaron sobre posibles “estampidos supersónicos” a causa de la velocidad a la que aterrizó el artefacto espacial.

La misión Transporter-3 puso en órbita heliosincrónica un total de 105 pequeños satélites para clientes comerciales y gubernamentales, entre ellos el Gobierno argentino que con el “General San Martín”, el primer microsatélite que fabrica, brindará acceso a internet a productores agrícolas de zonas rurales de todo el país.

En la carga del Falcon 9 van también seis pequeños satélites, del tamaño de un móvil, de la española Fossa System con la que facilitarán las conexiones IoT (internet de las cosas) en el mundo y que forman parte de un grupo de 80 que prevé tener operativos en 2023.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here