Fotografía: EFE/EPA/YAHYA ARHAB.
Saná, Yemen.

La coalición árabe capitaneada por Arabia Saudí que interviene en el Yemen desde 2015 bombardeó el aeropuerto de la capital del país, Saná, después de que la alianza pidiera a la ONU, ONG y civiles que evacuaran las instalaciones aeroportuarias.

“Se han realizado bombardeos precisos y limitados contra objetivos militares legítimos en el aeropuerto de Saná”, anunció la coalición árabe en un comunicado reproducido por la cadena de televisión estatal saudí Al Ijbariya.

Testigos cerca del aeropuerto indicaron que al menos tres ataques fueron lanzados contra las instalaciones, donde por ahora no se habrían registrado víctimas.

Según Al Ijbariya, “la operación se produjo en respuesta a la amenaza y al uso del aeropuerto de Saná como sitio de lanzamiento de ataques transfronterizos” por parte de los rebeldes hutíes del Yemen contra posiciones del sur de Arabia Saudí.

El portavoz de la alianza árabe, Turki al Malki, dijo en declaraciones a la cadena privada saudí Al Arabiya que los ataques fueron realizados en “legítima defensa” y que fueron dirigidos contra “posiciones militares” dentro del aeropuerto.

Los bombardeos, aseguró, no afectaron las zonas operativas de las instalaciones.

Asimismo, indicó que “en el futuro se anunciaran a los civiles (del Yemen) los lugares que serán objetivo” de ataques.

Los ataques tuvieron como objetivo seis lugares de lanzamiento de drones, dos almacenes de drones bomba y una residencia para los miembros hutíes que reciben entrenamiento para pilotar aviones no tripulados, según la agencia oficial de noticias saudí, SPA.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here