Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México pidió este sábado a distintas autoridades migratorias que implementen medidas cautelares para salvaguardar los derechos de personas migrantes que se manifiestan en Tapachula, Chiapas.

La CNDH, dijo en un comunicado, que hizo este llamado al Instituto Nacional de Migración (INM), a la Secretaría de Salud, a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y a la secretarías de Salud y Protección Civil de Chiapas.

Esto luego de que advirtió que los más de 2 mil personas en contexto de movilidad, entre ellos mujeres, niñas, niños y adolescentes , además de solicitantes de refugio, que se manifiestan afuera de las oficinas de Regulación Migratoria del INM en la ciudad de Tapachula, “permanecen en condiciones contrarias al respeto de su dignidad, lo que pudiera generar afectaciones a su salud, integridad y seguridad”.

La Comisión recordó que el 2 de febrero, el director de la organización Pueblos sin Fronteras y un grupo de 100 personas migrantes se manifestaron ante el INM en Tapachula para solicitar su regularización migratoria.

Dijo que al lugar acudieron otros migrantes hasta sumar aproximadamente 500 personas de diversas nacionalidades, entre ellas niñas, niños y adolescentes, quienes fueron acompañadas por personal de esta Comisión Nacional.

Ante ello, el INM acordó con los manifestantes que entregaría tarjetas por razones humanitarias a quienes contaran con una constancia de trámite de reconocimiento de la condición de refugiado.

Mientras que a todos aquellos reconocidos como refugiados por la Comar se les expedirían tarjetas de residente permanente, ese mismo día se entregaron 60 tarjetas por razones humanitarias, quedando pendiente de resolver el trámite migratorio de aproximadamente 440 personas, quienes continúan varadas en la ciudad de Tapachula, frontera con Estados Unidos.

Al día siguiente, el 3 de febrero, personal de este Organismo Nacional documentó que unos 2 mil migrantes, entre los que solicitantes de refugiado, quienes dijeron a medios que agentes del INM “intensificaron operativos para detenerlos”.

Además de destruir los documentos expedidos por la Comar para luego ser trasladados a la estación migratoria de Tapachula, un alojamiento temporal para migración que no logran acreditar su situación migratoria regular en el país.

Ante tal escenario, la CNDH pidió a las autoridades migratorias que se garantice la atención humanitaria de urgencia a las personas manifestantes; que se les proporcione agua, suero hidratante, personal médico, especializado y de primeros auxilios y medicamentos y que se agilicen los procedimientos de regularización migratoria, o el de reconocimiento de la condición de refugiado.

Actualmente, la región vive un flujo récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectó a más de 1.7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

Además, la Comar recibió un récord de 131 mil 448 solicitudes de refugio en 2021. De estos, más de 51 mil son haitianos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here