Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

Así es como luce Guadalajara en un día normal.

tráfico ZMG
Fotografía: Ignacio Pérez Vega/Archivo

Y así es como esta misma ciudad se ve cuando no hay actividades.

Fotografía: Gobierno de Jalisco.

En la teoría, el trabajo de campo de la Policía Vial debe incidir en que las calles de Guadalajara luzcan igual, sin importar que haya vacaciones o no.

Según la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, la Policía Vial debe garantizar el acceso a la movilidad, prevenir accidentes viales, cuidar la seguridad y el respeto al peatón y ciclista, proteger y auxiliar ante accidentes, y, sobre todo, los agentes “ubicarse en lugar visible para los conductores”.

¿Eso ocurre en Guadalajara?

En un sondeo realizado, estas fueron algunas de las respuestas:

“No, casi no se ven, trabajan a su conveniencia, nomás”

 

Además, agregaron que:

“Es muy tardado para que llegue ahí la vialidad en los choques”

Desde hace tres años, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reveló que esta ausencia cuesta… y cuesta mucho, pues la congestión vehicular no sólo se traduce en una mala calidad de vida, sino en estrés y baja productividad laboral.

De acuerdo con el estudio “El costo de la congestión: vida y recursos perdidos”, 32 ciudades de México con estos problemas de movilidad cuestan 94 mil millones de pesos al año. Lo equivalente a tres veces el costo de la Línea 3 del Tren Ligero.

Y en este sentido, Guadalajara se encuentra entre las ciudades con más problemas del país, junto con puntos como la Zona Metropolitana del Valle de México y Monterrey.

Para que tengas una dimensión, el tiempo que pasas atorado en el tráfico al año equivale a 100 horas. ¡Imagínate! Son 12 jornadas y medio de sueño reparador, pero atascado entre smog, ruido y mucho, mucho estrés.

Pero esa es sólo una parte del problema. Lo peor es que mientras los ciudadanos lamentan la ausencia de policías viales en las calles de Guadalajara, las asociaciones sí los han detectado… pero en prácticas muy lejanas a las de su función social.

La asociación civil Víctimas de la Violencia Vial, por ejemplo, ha documentado un incremento en las quejas por extorsión. Y sí: los señalados son los elementos de la Policía Vial que ahora dependen de la Secretaría de Seguridad Pública.

Alma Chávez, presidenta de esta asociación, explica que cada vez hay más acusaciones de corrupción hacia estos oficiales.

 

De acuerdo con datos publicados por el periódico El Informador, de 2018 a 2022 la Fiscalía Anticorrupción inició 109 investigaciones que involucran a 120 agentes de la Policía Vial del Estado. Los señalamientos fueron principalmente por presuntos actos de abuso de autoridad y cohecho, aunque ninguno de esos casos ha derivado en sentencia.

Y pese a estos señalamientos, ¿cuál es la postura del gobernador al respecto? ¿Qué respuesta ha dado el Estado para tratar de cambiar la percepción negativa sobre la Policía Vial? Lo invito a que no se pierda la tercera parte de este trabajo especial: Ciudad de caos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here