Fotografía: canacine
Guadalajara, Jalisco.

Al enfrentar grandes pérdidas por la pandemia, las salas de cine están en riesgo de desaparecer, advirtió la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica a través de un comunicado.

La Canacine expuso que la decisión de cerrar temporalmente las salas de exhibición de películas para controlar la pandemia solo afecta a las fuentes de empleo y no contribuye a evitar la propagación de Covid-19.

En Jalisco no pueden operar los cines hasta el 31 de enero, al igual que los bares, antros, salones de eventos sociales (abiertos o cerrados), parques, el zoológico, el acuario Michin, gimnasios, clubes deportivos, actividades culturales y de entretenimiento, la vía RecreActiva, teatros y museos, actividades lúdicas y casinos.

Lo mismo ocurre en otras entidades de la República, por lo que la Canacine planteó que es innecesario mantenerlos cerrados.

Argumentó que hay estudios que comprueban que los riesgos de contagio son mínimos en una sala de cine por ser una actividad en silencio, sin interacción, en la que se puede mantener la sana distancia con butacas vacías entre asistentes y se hace el reemplazo del aire por función.

Entre marzo y diciembre de 2020, en medio de cierres temporales y restricciones de aforo, el número de asistentes al cine cayó en 96%.

Los ingresos por taquilla del año pasado fueron de 3 mil 584 millones de pesos, 80% menos en comparación de 2019.

A pesar de ello, el precio promedio del boleto subió 5% y la Canacine no reportó cierre de salas. En 2020 se abrieron 64 cines más en todo el país.

Georgina García Solís