En Chapala, los policías defienden a agresor, en lugar de ayudar a una mujer; ella denunció a los elementos de seguridad
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Por el presunto delito de “abuso de autoridad”, una mujer víctima de violencia intrafamiliar, presentó una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción en contra de policías municipales y en contra del director de Seguridad Pública de Chapala, Raúl Valenciano Saucedo, bajo la carpeta de investigación 1306/2020.

El abogado Roberto Zepeda Pravo, representante legal de la mujer agredida por su pareja, dijo que el 17 de abril pasado, la señora denunció al 911 a su agresor por ejercer violencia intrafamiliar en su contra.

Policías municipales acudieron a su domicilio, pero no se llevaron al sujeto, pese al relato que ella hizo de la agresión, porque la estaba ahorcando y además les mostró un bote con mariguana, propiedad de su pareja.

En lugar de llevarse detenido al hombre, los policías le regresaron el enervante al señor y no se lo llevaron.

El abogado Roberto Zepeda, señaló que el hombre denunciado por su pareja es alguien con poder económico y se presume que sobornó a los elementos policiacos.

“Déjame decirte que en el tema de violencia intrafamiliar tenemos clientes, en especial una señora. Cuando se les pidió ayuda (a la Policía) hace como un mes, no quisieron auxiliar a la señora, a pesar de que la señora les enseñó un frasco con mariguana, de que ella relató que la estaba violentando y les pidió que lo sacaran, al final corrompió a un juez familiar de allá y la lanzaron a la señora y el Ministerio Público, en contubernio con la Policía Municipal, no hace nada”, explicó Roberto Zepeda, abogado.

Una semana después de la agresión, la señora obtuvo una suspensión legal para quedarse con la custodia de su niña de un año y medio de edad y el abogado notificó de ello al comisario de Seguridad de Chapala, Raúl Valenciano Saucedo, quien no quiso recibir el documento, con el argumento de que eran “ordenes de arriba”.

Se pidió apoyo a los policías de Chapala para que la señora y su pequeña hija salieran del domicilio, pero pese a estar en el sitio, los uniformados no hicieron nada. La mujer se tuvo que brincar una cerca para abandonar la casa y ponerse a salvo, explicó el abogado.

Luego, ella tuvo que salir de Chapala y no puede regresar por el temor de ser agredida de nueva cuenta.

Ignacio Pérez Vega