nueva visitadora
Fotografía: Andrea Gutiérrez Vargas / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Luego que Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) denunció que fueron amedrentadas por policías estatales en el Servicio Médico Forense (Semefo), ante la protesta que realizaron porque los funcionarios pretendían incumplir con entregarles los cuerpos de dos hijos de mujeres integradas al colectivo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) informó que abrió un acta de investigación e hizo un llamado a ese Instituto para agilizar los trámites y la entrega de las víctimas.

El organismo manifestó que los familiares se sintieron amenazados y hostigados, cuando como parte del acompañamiento permanente que les dan, la Comisión fue testigo de que la autoridad estatal acordó, desde el 28 de diciembre pasado, la entrega de dos cuerpos el 4 de enero. Se trata de los hijos de Consuelo Hernández y Guadalupe Ayala, integrantes de Fundej.

Detalló que, a través de su presidente, Alfonso Hernández Barrón, el martes 4 de enero, ante la tardanza que había para la entrega de los cuerpos, sostuvo una reunión a las 2 de la tarde con el director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Gustavo Quezada, con la finalidad de asegurar que se concretaría la entrega de los cuerpos, algo que no sucedió y las familias decidieron entrar después de las 5 de la tarde al Servicio Médico Forense (Semefo).

La Comisión reprobó el uso de la fuerza pública en contra de estas familias cuando su lucha por la verdad y la justicia es legítima. Le recordó a la autoridad estatal que no es con actos intimidatorios como debe responderse ante estas situaciones y si se asumen compromisos para la entrega de cuerpos, deben cumplirlos en los términos señalados.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here