Fotografía: UdeG.
Guadalajara, Jalisco.

La fiscalía de Jalisco llevó a cabo un cateo en la que fue a la residencia del ex magistrado José De Jesús N.; sin embargo no fue localizado y ahora la misma dependencia ya lo busca en otros en otros domicilios.

Como se recordará el Congreso del Estado de Jalisco lo desaforó hace unos días y a partir de entonces fue citado ante un juez para que respondiera de las acusaciones de abuso sexual que existen en su contra en agravio de una menor.

Sin embargo, en la cita que tenía para el pasado martes intento primero justificar su ausencia con un parte médico argumentando que tenía COVID-19 y posteriormente, una vez que la juzgadora le negó esa posibilidad simplemente él no se presentó a la audiencia y se le ha dado por ausente.

Hay que recordar que ha sido denunciado hasta en tres ocasiones por abuso por violencia intrafamiliar, incumpliendo en pago de alimentos y abuso sexual en agravio de la sobrina de su ex pareja.

Además cuando trascendió el tema al menos 70 jóvenes exalumnas del Magistrado formalizando sus denuncias ante la Universidad de Guadalajara que procedía suspenderlo en sus actividades magisteriales y luego lo expulsó.

Todo esto fue considerado por los diputados locales para retirarle el fuero y permitir que fuera procesado.

Se ha informado por parte de la fiscalía que ya existe una orden de aprehensión y además una ficha roja de Interpol, más ahora que fue cateado su domicilio de la calle Privada de Torreón y Paseo de Torreón, en Colinas de San Javier, la noche del jueves 3 de febrero y no fue localizado, temen incluso que pudiera haber abandonado el país.

Víctor Chávez Ogazón