Guadalajara, Jalisco.

El 22 de enero de 1975, seis prisioneros de la Penitenciaría de Oblatos, en Guadalajara, se dieron a la fuga. Los prófugos eran presos políticos, guerrilleros, participantes de la Liga Comunista 23 de septiembre.

La historia fue inmortalizada por el director Acelo Ruíz en su documental “Oblatos, el vuelo que surcó la noche”, mismo que fue proyectado en el lugar que era la Penitenciaría y que ahora es la unidad deportiva Ex penal de Oblatos. En la proyección estuvieron presentes: Antonio Orozco Michel y Bertha Lilia Gutiérrez, dos de esos prófugos.

La proyección fue organizada por la Secretaría de Cultura y el Jefe de la Coordinación de Artes Audiovisuales, Itzmalin Benítez González, contextualiza el suceso vivido en 1975.

“Es una historia de Guadalajara de la cual no se conoce mucho. Es un grupo del cual hay como un velo del suceso, quizás por varios factores como el querer que vean a la Guadalajara como la bien portada y que no hubo nunca guerrillas o sublimaciones aquí. Se vela un poco la historia, pero es importante recordar que la generación del 68, no es solo ese suceso, sino que es toda una generación alrededor del mundo y qué bueno, aquí también tuvimos momentos de rebeldía, de cuestionamiento a la autoridad”.

Al mencionarle los sucesos, los hechos en los cuales él y sus compañeros, sus aliados de batalla, sus amigos, Antonio Orozco Michel, miembro de la Liga Comunista 23 de septiembre, nubla su mirada, sus ojos se humedecen y recuerda con tristeza los hechos.

“Nosotros no teníamos en nuestra perspectiva que íbamos a ser derrotados. Estábamos convencidos que íbamos a derrotar al régimen autoritario dictatorial. Cometimos errores, pero el régimen implementó con nosotros una política de exterminio, de aniquilación, sin respetar ningún límite ni en derechos humanos ni en integridad”.

 A la proyección asistieron muchos jóvenes y niños, lo cual festejó Antonio.

“Me satisface y me produce gusto porque éramos jóvenes como ellos cuando tuvimos ese anhelo de un México mejor, de un cambio, pero gobierno enterró la historia, porque no le conviene que las generaciones actuales conozcan la historia de su país, la historia de las luchas de su pueblo”.

Fundada el 15 de marzo de 1973, en Guadalajara, Jalisco, la Liga Comunista 23 de septiembre (LC23S) fue una propuesta de Ignacio Salas Obregón, conocido como “Oseas”, para unificar a todas las organizaciones clandestinas revolucionarias y constituir una fuerza política que diera un camino a las organizaciones en la dirección revolucionaria que promovían.

Estaba integrada por diversas organizaciones clandestinas como Los Procesos, Brigada Revolucionaria Emiliana Zapata, Frente Estudiantil Revolucionario, Fuerzas Armadas de la Nueva Revolución, entre varias más, la Liga fue el proyecto más importante de las organizaciones clandestinas y armadas que buscó terminar con una dispersión ideológica y unificar bandos.

Varios integrantes fueron acusados y procesados por acciones criminales e ilegales y otros más fueron prisioneros políticos.

 “Oblatos. El vuelo que surcó la noche” fue nominada al Ariel 2020 en la categoría de Mejor largometraje documental.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here