agua de lluvia
Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

La captación de agua de lluvia podría aportar 300 millones de metros cúbicos a la Zona Metropolitana de Guadalajara y con ello no habría desabasto. Esto lo detalló Arturo Gleason Espíndola, profesor investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Si se captara la lluvia de cerca de 35 mil hectáreas que van de la Barranca de Huentitán, el Cerro de la Reina, el Cerro del Cuatro y el Cerro del Colli, se captarían 300 millones de metros cúbicos, que es el equivalente de lo que consumimos”.

Especialistas han implementado sistemas de captación en otras ciudades del país, como San Miguel de Allende, Guanajuato; en la sierra Tarahumara, en Chihuahua; y en Playa del Carmen, Quintana Roo.

“Hemos visto los últimos 20 años una apatía, una displicencia hacia una política de agua más sólida que responda a un enfoque de sustentabilidad. Bombear agua, sacarla a los acuíferos, consumirla y tirarla al drenaje junto con el agua de lluvia no es sustentable y eso lo que hemos hecho, crecer de una manera desordenada sacando agua sin control de los acuíferos o las fuentes superficiales”.

Este tipo de tecnología se puede implementar en los hogares. El mismo Gleason acabo de publicar un libro en el cual orienta sobre cómo contar con su sistema de captación de agua de lluvia.

Julio Ríos