Fotografía: MexSport
Guadalajara, Jalisco.

Tras la privación ilegal de la libertad del futbolista de Chivas, Jesús Angulo, quien posteriormente fue liberado por sus captores, queda claro que el mundo del deporte no está exento de sufrir por la inseguridad.

El caso del “Canelo” Angulo no es el único en el balompié. En el año 2005, el director Rubén Omar Romano de Cruz Azul fue liberado el 21 de septiembre, tras haber pasado 61 días secuestrado.

Otro caso similar se presentó en Tamaulipas el 26 de mayo de 2016, cuando el delantero Alan Pulido, luego de 24 horas de estar privado de la libertad, logró escapar de sus secuestradores por su propia cuenta.

Pero no sólo en el futbol se han dado casos de inseguridad entre los deportistas. Hay otros eventos que incluso han sido fatales, como es el caso del gimnasta Jaime Humberto Romero, quien fue asesinado en el año 2015 afuera de un bar en Guadalajara.

El más reciente sucedió el año pasado, cuando el atleta Martín Loera fue asesinado en su natal Chihuahua cuando sufrió el robo de su beca de cerca de 50 mil pesos.

Avatar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here