Cáncer de próstata
Fotografía: EFE/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

El cáncer de testículos es el tercer tipo de padecimiento de este tipo entre los hombres, tiene una incidencia alta, sobre todo, en tres picos de la población, ya que incluso puede aparecer en la infancia, en la etapa reproductiva de 25 a 35 años y con mayor frecuencia después de los 60 años.

Especialistas llaman a estar atentos ante cualquier cambio en los testículos, explica el cirujano urólogo, Claudio Romo Palomares.

“Los primeros síntomas que pueden presentarse es un aumento de volumen en alguno de los testículos y también un aumento de su dureza, en la consistencia del testículo. Cuando los pacientes comienzan a notar que ya aumentó de tamaño y que va aumentando cada vez más, o que ya está más duro comparado con el otro, esos son datos directos de una posible patología tumoral del testículo. Por eso que es importantísimo la autoexploración”.

El cáncer testicular tiene un patrón de herencia familiar muy importante; es decir, si algún familiar varón padeció de este tipo de cáncer, tienen hasta 10 % más probabilidad de padecerlo, pero hay más factores de riesgo que explica el especialista.

Explica que la vida de un paciente que enfrentó este tipo de cáncer, y a quien le extirparon un testículo, puede hacer su vida normal. Es decir, un hombre puede ser perfectamente fértil con uno solo, y la erección, la eyaculación y la libido no tienen porqué verse afectadas.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here