Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

Ante la denuncia hecha por la Cámara de Comercio (Canaco) de que en las calles del Centro Histórico de Guadalajara hay alrededor de 650 vendedores ambulantes sin permiso, el Ayuntamiento informó que el trabajo de supervisión de inspectores y policías municipales ampliará sus horarios para impedir que se incrementen los comerciantes que ofrecen su mercancía en las calles y en las zonas peatonales.

Mediante un comunicado, el Gobierno de Guadalajara dio a conocer que, del 1 al 23 de diciembre, se han realizado 619 actas de multas con decomiso de mercancía.

La autoridad municipal añadió que en los siguientes días se incrementará la cifra de inspectores en las calles.

Antonio López Zaragoza, director de Inspección y Vigilancia de Guadalajara, explicó que las acciones para vigilar las calles incluyen el reagrupamiento de los inspectores en horarios de mayor afluencia de personas, y el acompañamiento de estos operativos con policías municipales.

Para enfrentar cualquier agresión, son 10 los policías que acompañarán a los inspectores municipales, dijo el titular de Inspección y Vigilancia.

“Otro detalle: Vamos a tener el apoyo de la Comisaría en estas tres rutas que vamos a tener. Va a haber una pareja de policías en cada una de las zonas. Una zona va a estar a cargo de la señora Clemen, que es coordinadora del Centro Histórico en el turno matutino. Sabe perfectamente los cuadrantes, sabe perfectamente las zonas donde sí hay o no hay comercio y donde sí hay o no hay permisos. Ella va a estar a cargo de un grupo de nosotros. Otro grupo va a estar a cargo del director de Reglamentos”, explicó.

Cuando se detecta a un vendedor ambulante sin permiso, se levanta una multa y se decomisa la mercancía que lleva para la venta. Si el comerciante desea recuperar los artículos, tiene que pagar la multa respectiva.

Las multas se establecen en un rango entre dos mil 200 y tres mil 500 pesos, según la gravedad de la falta, con base en el artículo 171, fracción 1 del Reglamento para el Funcionamiento de Giros Comerciales, Industriales y Prestación de Servicios de Guadalajara.

La mayoría de los comerciantes se niega a pagar las multas, porque por lo general es más cuantiosa la multa que el valor de la mercancía que venden. Además, tienen que acreditar la procedencia legal de los productos que ofrecen.

Los infractores tienen un plazo de 15 días para realizar el pago de las multas.

Entre lo que más está a la venta en el comercio informal en el Centro, destacan la fruta, la comida, baterías para celular, envolturas para regalos, juguetes, lentes, cubrebocas, guantes y gorros para el frío.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here